Pau se reivindica como 'center' ante Ricky

stop

Gasol firma una de sus mejores actuaciones en la desconcertante victoria de los Lakers en Minneapolis (100-111)

Pau Gasol y Ricky Rubio, frente a frente

02 de febrero de 2013 (14:03 CET)

Volvió el mejor Pau. El mayor de los hermanos Gasol aprovechó la baja por lesión de Dwight Howard para reivindicarse como jugador interior de referencia para unos Lakers que siguen dando tumbos. El pívot catalán firmó 22 puntos y 12 rebotes en el triunfo angelino en la pista de Minnesota Timberwolves (100-111), en un partido con rachas para ambos equipos, en el que Ricky Rubio no pudo hacer nada para evitar la derrota de los suyos con 9 puntos y 7 asistencias.

Pau Gasol recuperó la titularidad y en sus 37 minutos en pista fue uno de los mejores del equipo de Mike D'Antoni, que volvió a dar muestras de su inconstancia. De hecho, y tras firmar un primer y un segundo cuartos casi perfectos en el lanzamiento exterior (68-53 al descanso) y en los que llegaron a disfrutar de una renta de 29 puntos, los californianos dieron vida a los Wolves, que agradecieron las aportaciones de Derrick Williams (15 puntos) y del ruso Shved desde el banquillo (18) para situarse a cuatro puntos (90-94) a solo seis minutos para el final del partido. Desde entonces, un parcial de 17-10 –gracias a la aportación del catalán, Jamison y Kobe (17 puntos, 8 asistencias)- sentenció la 19ª victoria consecutiva de los Lakers en el Target Center.

Marc, protagonista; Calderón, testigo

Mientras Pau se reivindicaba, su hermano Marc fue uno de los artífices en la victoria de Memphis Grizzlies ante Washington (85-76). El mediano de los Gasol sumó un nuevo 'doble doble' con 13 puntos y 15 rebotes en 37 minutos en los que impuso su ley ante los pívots de los Wizards. En el triunfo de los de Tennessee destacó también la labor de Tayshaun Prince en su primer partido con su nuevo equipo, tras haber participado en el traspaso que acabó con los huesos de Jose Calderón en Detroit. El exjugador de los Pistons sumó 14 puntos en su estreno, anotando sus tres primeros lanzamientos en pista, y consiguiendo despegar a su equipo del marcador.

Calderón, por su parte, sigue esperando el visado de trabajo que le permita estrenarse con los Pistons. Mientras tanto, el base extremeño contempló desde la grada el triunfo de su nuevo equipo, Detroit Pistons, frente a Cleveland Cavaliers (117-99). El internacional español podría debutar este domingo ante los Lakers de Pau Gasol.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad