'Patrocina a un jugador', la última alternativa ante la ausencia de espónsors

stop

La crisis económica obliga a los clubes modestos a agudizar el ingenio para afrontar nuevos desafíos

Presentación de los patrocinadores de la línea de medios del Real Avilés

22 de octubre de 2012 (00:12 CET)

Cuatro equipos de la Liga BBVA y otros siete de la Liga Adelante continúan a estas alturas de temporada con sus camisetas vírgenes de publicidad. Un lujo que, romanticismos al margen, priva a los clubes de una de sus principales fuentes de ingresos a la hora de cuadrar sus presupuestos anuales. Fuera del fútbol profesional, la situación se vuelve aún más dramática y por esta razón, algunas entidades se ven en la obligación de buscar alternativas.

El éxito del Real Avilés
Un claro ejemplo de cómo la crisis puede agudizar el ingenio es el Real Avilés, que tras su empate de este domingo con el Salamanca sigue siendo la revelación en el grupo I de la Segunda B. En apenas unos meses, los asturianos ya han visto recompensada en parte la inversión de 190.000 euros realizada este verano por la compra de la plaza, que les ha permitido regresar a la división de bronce tras ocho años de penurias. Todo ello gracias a una innovadora campaña de marketing, que le que ha permitido embolsarse cerca de 100.000 euros en conceptos de patrocinio.

Las expectativas generadas en torno a un proyecto solvente no solo han atraido a jugadores con experiencia en Primera y Segunda, seducidos por la garantía de poder cobrar a final de cada mes; sino que también han devuelto al ente público asturiano –la RTPA abonará 50.000 euros en concepto de retransmisión de partidos, publicidad estática y en el autobus oficial del equipo- al estadio Román Suárez Puerta.

Nuevas ideas contra la crisis
Otro de los grandes secretos de este nuevo Avilés ha sido su capacidad para aglutinar al pequeño y mediano comercio de la comarca. Ante la negativa de las grandes firmas de la zona para asumir el patrocinio exclusivo de la entidad, la sociedad que gestiona el club (RANG - Real Avilés Nueva Gestión, integrada entre otros por el exfutbolista y extécnico realavilesino, Ricardo Bango) inició en diciembre de 2011 una campaña de captación de pequeños espónsors para patrocinar de forma individual a un jugador de la plantilla, en función de su rol y minutos disputados. Una fórmula empleada previamente y sin tanto éxito por clubes como el Balonmano Toledo o la Cultural Leonesa.

En menos de un año, el resultado no se ha hecho esperar y el Real Avilés ha cumplido su objetivo. Después de haber captado hasta siete patrocinadores en la recta final de la pasada campaña, cuando el equipo aún militaba en Tercera, esta temporada ha conseguido que ningún jugador de la primera plantilla –el filial, la escuela de fútbol y los equipos de sala cuentan a su vez con sus respectivos espónsors- salte al campo con su camiseta limpia de publicidad.

Un histórico que quiere renacer de sus cenizas
"Para nosotros es muy importante que empresas de aquí confíen en este trabajo diario", reconoce el gerente del club, el exfutbolista de Valencia, Mallorca y Oviedo, entre otros, José Manuel Suárez, 'Sietes'. Un hotel-balneario, varios restaurantes y 'chigres', una ortopedia, una escuela de peluquería, una carnicería, una tienda de productos de alimentación para 'gourmets' y hasta la franquicia de una conocida multinacional de comida rápida... Ningún sector del pequeño y mediano comercio avilesino ha dejado pasar la ocasión de apoyar a su equipo en el ilusionante proyecto, que persigue devolver al conjunto blanquiazul a la Liga Adelante, en la que ya militó en la década de los noventa, recogiendo la herencia del recordado Ensidesa de la década de los 70.

De campos como el de La Carbonilla en Llaranes, o los de La Toba han surgido en las últimas décadas figuras del balompié nacional como los hermanos Castro (Quini y Jesús), Cundi o más recientemente Esteban y Angulo, entre otros. Sin embargo, y a pesar de tratarse de uno de los principales viveros del fútbol asturiano, Avilés vivía sumida en una profunda depresión futbolística con el equipo en la zona baja de la Tercera división y ahogado por las deudas. La llegada de Gol Plus –a través de RANG- a la gestión del Real Avilés ha devuelto la ilusión a la afición de la 'Villa del Adelantado', que además de disfrutar de promociones y descuentos más de una veintena de establecimientos de su ciudad, ahora vuelve a llenar las gradas del Suárez Puerta. Todo un modelo a seguir a partir de ahora (siempre y cuando los derechos de imagen de los futbolistas así lo permitan) en un fútbol profesional español que necesita hacer desaparecer el cemento que comienza a abundar de forma preocupante en las gradas de sus estadios.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad