Brian Clough, en su época de entrenador del Nottingham Forest / Archivo

Pasado glorioso, presente anodino

stop

Ex campeones de Europa como el Nottingham Forest y el Rangers malviven ahora en las categorías inferiores de sus países

25 de octubre de 2012 (20:30 CET)

Su pasado fue glorioso. El presente, en cambio, es anodino y frustrante. El Nottingham Forest, campeón de Europa en 1979 y 1980, malvive ahora en la Football League Championship, la segunda categoría del fútbol inglés; el Glasgow Rangers, campeón de Escocia en 54 ocasiones, juega en la cuarta división por sus deudas con Hacienda; el Magdeburgo, campeón de la Recopa en 1974, milita hoy en la cuarta categoría del fútbol alemán. Son históricos en crisis. Hay más.

El Nottingham Forest es el único club que ha ganado más veces la Copa de Europa (dos) que la liga de su país (una). El equipo de las East Midlands alcanzó su época de mayor explendor con Brian Clough como entrenador y Trevor Francis como futbolista más cotizado, pero su caída fue igual de vertiginosa que su ascensión. Ahora juega en la Football League Championship, pero estuvo tres años en la tercera categoría del fútbol inglés. En el anonimato total.

El Leeds, declive en la era Premier

El Leeds, tres veces campeón de liga, una vez campeón de la UEFA y subcampeón de la Copa de Europa en 1975, es otro club decadente que también juega en la Football League Championship. Su último gran éxito nacional se remonta a la temporada 1991-92, con Eric Cantona en el equipo. En el siguiente curso se instauró la era Premier, que simboliza perfectamente el declive del club que genera más antipatías en Inglaterra y que un día decidió vestir de blanco por su devoción por el Real Madrid.

Menos poderoso que el Leeds, el Ipswich Town ganó la UEFA en 1981 con Bobby Robson como entrenador (también fue subcampeón de Inglaterra en dos ocasiones). Desde la temporada 2001-02, el equipo azul no juega en la Premier. Es otro de los clubes ilustres que milita en la segunda división, como el Middlesbrough, subcampeón de la UEFA en 2006 (fue derrotado por el Sevilla en la final). Menos sorprendente pero más curioso es el caso del Preston North End, dos veces campeón de Inglaterra en el siglo XIX, que nunca ha jugado en la Premier y sobrevive en la tercera división.

Magdeburgo y la crisis de los equipos de la ex RDA

En Escocia, mientras, el fútbol quedó muy tocado con la caída del Glasgow Rangers. El equipo con mejor currículo (54 campeonatos de liga) descendió directamente hasta la cuarta categorías por sus deudas con Hacienda. Actualmente juega en campos de reducidas dimensiones y con gradas muy deterioradas, pero reúne a más de 40.000 fieles en Ibrox Park, el escenario de sus grandes gestas.

En Alemania, el fútbol retrató perfectamente las enormes diferencias entre los clubes de la antigua RDA y los de la RFA. El Magdeburgo, uno de los equipos más poderosos del bloque soviético, ganó la Recopa en 1974 tras derrotar en la final al Milan de Trappatoni por 2-0. Ahora, sumido en una profunda crisis económica como todas las entidades del este, juega en la Regionalliga, la cuarta categoría del fútbol germano.

En Francia, la década pasada fue horrible para el Saint-Etienne, el único club que ha ganado la liga gala en 10 ocasiones y que en 2006 fue elegido el mejor equipo francés de todos los tiempos por L'Equipe Magazine. El Saint-Etienne, ahora en la Ligue 1, fue campeón de Francia por última vez en 1981 y su jugador más ilustre ha sido Michel Platini, actual presidente de la UEFA. En Bélgica, mientras, el Malinas ha recuperado su cuota de protagonismo. Campeón de Bélgica en cuatro ocasiones, descendió a la tercera división durante la pasada década.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad