Panamá, paraíso fiscal de futbolistas

stop

Xabi Alonso y Mascherano tienen sendas sociedades con sede en el país latinoamericano, donde es fácil eludir impuestos

Víctor Malo

Xabi Alonso, Javier Mascherano y Cesc Fàbregas, tres futbolistas que cambiaron la Premier League por la Liga Española | Archivo
Xabi Alonso, Javier Mascherano y Cesc Fàbregas, tres futbolistas que cambiaron la Premier League por la Liga Española | Archivo

06 de noviembre de 2012 (20:51 CET)

Hecha la ley, hecha la trampa. Los paraísos fiscales son sede de numerosas empresas constituidas por deportistas de élite que sirven como vía de escape de ingresos que, de facturarse en el Estado español, estarían sometidos a importantes tipos impositivos.

El último caso lo protagonizan Xabi Alonso y Javier Mascherano, que fueron recientemente acusados por la televisión pública portuguesa (RTP) de evadir impuestos. Un caso bastante común, según se desprende de las palabras de Xavier Albert Canal, especialista en derecho fiscal y del deporte, a Diario Gol: "Los deportistas de élite optimizan sus impuestos, es decir, buscan resquicios o estrategias para pagar lo menos posible".

Salarios consensuados

Normalmente, los contratos de futbolistas de primer nivel se realizan divididos en dos apartados. Por un lado, se estipula un 85% del sueldo, que se factura como rendimientos del trabajo. Ello está sometido al IRPF, que comporta el gravamen más elevado, y que en el caso de futbolistas de élite puede llegar a ser de hasta un 56% en Barcelona y de un 52% en Madrid. Cantidades que corren a cargo de los clubes.

De otro lado está el 15% restante del salario, que se configura en concepto de derechos de imagen, a menudo ficticios. Muchos deportistas constituyen sociedades propias que se encargan de gestionar sus derechos de imagen, con lo que ese 15% de su salario no se ve sometido al IRPF, sino al Impuesto de Sociedades (cuyo tipo impositivo en estos casos es del 25%). Hasta aquí, todo es legal. Aunque este 15% de teóricos derechos de imagen (que en realidad son parte del salario) no deja de ser una manera de reducir la tributación del montante global.

Paraísos fiscales

Hoy en día no tiene mucho sentido pensar en la evasión de impuestos por parte de los deportistas en relación a su salario. Los representantes de los jugadores ya se encargan de negociar cifras libres de impuestos. Es decir que los sueldos que se pactan suelen ser netos. Por tanto, son los propios clubes quienes se hacen cargo de los gravámenes aplicados sobre los salarios de los jugadores. Cantidades considerablemente superiores al sueldo real que perciben.

Sin embargo, la cosa es muy distinta en relación a los derechos de imagen. En estos casos entra en juego el sistema más sofisticado y viejo de evasión impositiva, que pasa por trasladar los domicilios fiscales de estas sociedades a paraísos fiscales. Esto es precisamente lo que la RTP achaca a Mascherano y Alonso. Según el medio portugués, ambos facturan parte de sus derechos de imagen en las sociedades Kardzali, propiedad del tolosarra, y Anadyr Overseas, del argentino. Ambas estarían situadas en Panamá, un paraíso fiscal donde la tributación es de aproximadamente un 1%. Sin duda, la manera idónea de ocultar a Hacienda determinados ingresos por publicidad y patrocinios.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad