Paco Biosca: cómo llegar de Lleida a jefe médico del Chelsea

stop

Fumador de puros, mal conductor y con un inglés muy precario, es venerado por Abramovich y define a Mourinho como "un tipo espectacular"

Lluís Regàs

Paco Biosa, jefe de los servicios médicos del Chelsea, con el club inglés y en las instalaciones del Shakhtar Donetsk
Paco Biosa, jefe de los servicios médicos del Chelsea, con el club inglés y en las instalaciones del Shakhtar Donetsk

05 de octubre de 2015 (20:17 CET)

Una consulta por internet de Rinat Akhmetov, el millonario presidente del Shakhtar Donetsk, cambió su vida de forma inesperada y radical. Personaje anónimo hasta entonces, fue tentado con un talón en blanco para que abandonara su Lleida natal en 2005 y fichara por un club con delirios de grandeza. Seis años después, recibe una llamada de Roman Abramovich, el propietario del Chelsea. Con un inglés muy precario que es objeto de grandes burlas, Paco Biosca es el máximo responsable médico del club inglés y persona de confianza de José Mourinho, de quien dice que es "un tipo espectacular y el mejor entrenador con el que he trabajado".

Biosca, hijo de médico, era una eminencia en Lleida. Apasionado del fútbol, durante 25 años fue el máximo responsable médico del club de su ciudad, que en la temporada 93-94 ganó al Barça en el Camp Nou y al Real Madrid en el Camp d'Esports. Después llegaron años duros, de malos resultados deportivos y económicos, pero Paco siguió colaborando con la UE Lleida por su amor a la institución, hasta que un día recibió una llamada "inesperada y extraña".

"El Shakhtar quería fichar a un médico y sus dirigentes buscaron por internet. Entonces yo era el presidente de la Sociedad Europea de Traumatología del deporte y contactaron conmigo. Me dijeron que pusiera por escrito mis condiciones Yo pensaba que se trataba de una broma, pero cinco o seis personas vinieron a verme a Barcelona", explicaba Biosca en una entrevista concedida a RAC-1. Él acababa de separarse y se dejó querer.

Las exigencias para vivir en Ucrania

Paco, sorprendido y agradecido, anunció sus exigencias: una buena casa, un buen sueldo, billetes de avión, etcétera. En los primeros meses vivió en la suite de un hotel y tenía un chófer y un traductor a su disposición. "Lo primero que me sorprendió es que el Shakhtar tenía un campo de entrenamiento espectacular", recuerda el doctor catalán. "El Shakhtar estaba en fase de crecimiento, pasando de ser el segundo o tercer club de Ucrania al primero. Yo asistí a la colocación de la primera piedra de su nuevo estadio", añade Biosca.

El Shakhtar crece y reta a los grandes equipos de la Champions. Biosca está contento en Ucrania y un día recibe otra llamada muy tentadora. Su interlocutor es Villas Boas, que acaba de ser nombrado nuevo entrenador del Chelsea. El técnico portugués quería fichar al médico del Oporto, pero éste rechaza su propuesta y recomienda a Paco.

Abramovich y Akhmetov

Biosca, un hombre discreto, pide al Chelsea que contacte con el Shakhtar. Descarta una salida rápida y conflictiva de Ucrania. No quiere líos. Entonces, Abramovich contacta con Akhmetov y los dos magnates encuentran una solución salomónica. Paco se convertirá en el responsable médico del Chelsea y seguirá asesorando al Shakhtar.

"El Chelsea me paga tres cuartas partes de mi suelo y el Shakthar, la parte restante", explica Biosca, que en Londres supervisa el trabajo de 28 personas y ha trabajado con Villas Boas, Di Matteo, Rafa Benítez y, actualmente, Mourinho.

'Paco English'

Biosca reorganiza los servicios médicos del Chelsea. Su trabajo es respetado y ensalzado en todos los estamentos del club inglés. Tiene buena sintonía con Abramovich y Mourinho, pero también con las estrellas del equipo. Y nunca olvidará una conversación que tuvo con John Terry y su esposa.

"Yo hablo muy mal el inglés, pero quería explicarle a la mujer de Terry qué lesión tenía el futbolista. Ella no entendió nada y Terry tuvo que traducirle todo lo que yo quise decirle. Pero ese mismo día me puso el nombre de Paco English", recuerda Biosca, quien también lo pasa mal con su coche. Admite que es un mal conductor y sus problemas se agravan al tener que conducir por la izquierda y un amigo de Lleida explica a Diario Gol que un día chocó contra un seto en la ciudad deportiva del Chelsea.

Fumador de puros

Biosca triunfa en Londres, pero siempre regresa a Lleida. Una de las personas que mejor le conoce es José Carlos Monge, jefe de deportes del diario Segre. "En Lleida siempre ha sido una persona muy prudente. Cuando se lesionaba un jugador nunca decía el tiempo que necesitaría para recuperarse. Lo sabía todo del club y era una persona entregada al trabajo", rememora el periodista.

Monge y Biosca compartieron muchas vivencias. "Es un gran fumador de puros. En un partido de promoción para subir a Primera División contra el Sporting, el equipo estaba concentrado a unos 10 kilómetros de Oviedo y me pidió si le podía comprar una caja", explica el jefe de deportes del Segre.

Monge define a Biosca como "una persona divertida, afable y amigo de sus amigos al que le encanta comer bien". Y explica otra anécdota: "En Lleida hay dos sociedades gastronómicas muy importantes. Una vinculada a la izquierda (Sol y Bernat) y otra conservadora (Caliu ilerdenc). Él es la única persona de Lleida que es socia de ambas, porque nunca se mete en problemas".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad