Osasuna pierde todo su patrimonio para saldar la deuda con Hacienda

stop

El club entrega el estadio, la ciudad deportiva, dos pisos y un porcentaje de ingresos de televisión y de traspasos de futbolistas

El Sadar y las instalaciones de Osasuna en Tajonar | Google Maps

27 de noviembre de 2014 (23:49 CET)

El Parlamento de Navarra ha aprobado, con los votos a favor de UPN, SN y PPN y los votos en contra de Bildu, Aralar-Nabai, I-E y los no adscritos, la proposición de ley foral para la reestructuración de la deuda de Osasuna con la Comunidad Foral de Navarra. El club, presidido por una junta gestora hasta la celebración de elecciones en diciembre, pierde todo su patrimonio para pagar a Hacienda.

La deuda de Osasuna con la Comunidad Foral asciende a 53 millones. El club entregará a Navarra el estadio El Sadar, unos terrenos anexos, dos pisos en Pamplona para los jugadores del fútbol formativo y la ciudad deportiva de Tajonar, todo ello tasado en 43 millones. Los 10 millones restantes los pagará el club en un máximo de 30 años.

Alquiler

Osasuna pagará un alquiler anual de 75.000 euros (150.000 euros si asciende a Primera) por el uso de la ciudad deportiva durante los 30 años próximos. Por la utilización de El Sadar sólo abonará los costes de mantenimiento y conservación en las tres próximas décadas. El Gobierno de Navarra tendrá derecho preferente para promover actividades deportivas, educativas y culturales en las fincas transmitidas.

En relación a los 10 millones de pago restantes, Osasuna tiene 30 años para devolverlos. Destinará a la deuda el 25% de los ingresos de televisión y el 25% de los ingresos de posibles ventas de jugadores, así como el 100% de cualquier patrocinio recibido del Gobierno navarro. Se le concede una moratoria de tres años sin intereses, salvo que el club ascienda a Primera.

Aval de cuatro millones

El Gobierno foral, por su parte, otorga un aval de hasta cuatro millones a Osasuna, a un máximo de 15 años, para que pueda garantizar operaciones de crédito o préstamos necesarias para financiar su actividad. Cabe recordar que el Parlamento navarro aprobó en 2003 un aval de 18 millones en favor del club, del que se han ejecutado 7,2 millones.