Oliveró dimite de la junta gestora del Espanyol "por un problema grave"

stop

El vicepresidente económico denuncia que Collet ha firmado un nuevo contrato con Barna Porters, desmentido por la abogada de la empresa de seguridad

Augusto Newton (izquierda) y Sergio Oliveró (centro) en la librería Excellence | V. Malo

14 de noviembre de 2012 (18:35 CET)

La campaña electoral para presidir el Espanyol se enreda un poco más. Sergio Oliveró, uno de los candidatos, y José Manuel Moya han anunciado este miércoles su dimisión de la junta gestora del club "por un problema grave".

Cinco días antes de la elección del nuevo presidente, Oliveró ha presentado su "dimisión irrevocable" como vicepresidente económico del Espanyol y Moya ha abandonado el cargo de consejero de seguridad del club. El motivo, su disconformidad con un nuevo contrato que Joan Collet, el otro candidato a presidir la entidad y actual consejero delegado, firmó con la empresa Barna Porters, el pasado 6 de noviembre. Según su versión, sin consultar con la junta gestora.

Barna Porters

Barna Porters, empresa que actualmente gestiona la seguridad del campo de Cornellà-El Prat y de la Ciutat Esportiva Dani Jarque, habría reclamado una supuesta deuda al club blanquiazul. Al no poder abonarla el Espanyol, presuntamente fue recompensada con un importante paquete accionarial.

La candidatura de Oliveró expresó su sospecha de que Barna Porters dará su apoyo a Collet en la Junta de Accionistas del próximo lunes en la que se elegirá al nuevo presidente del Espanyol.

Collet habla de juego sucio

Conocedor de la renuncia de Oliveró, Collet expresó su malestar con su rival. "Ha sido uno de los días más tristes de mi vida, con acusaciones muy fuertes, y tengo que defender mi honorabilidad y gestión", manifestó el consejero delegado del Espanyol. "Quiere crear tensión social y echar basura. Hemos empezado con el juego sucio", lamentó Collet, quien cifró en un 1% el capital social que tiene Barna Porters.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, Collet aseguró que el contrato con Barna Porters se renegoció el pasado verano para disminuir los costes que suponían para el club. Esta versión fue corroborada por Laura Font, abogada de la empresa de seguridad que acompañó al aspirante a la presidencia del Espanyol.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad