Oliveró dice 'no' al pacto con Collet y al aplazamiento de las elecciones

stop

La candidatura "renovadora" condera "inaceptable" la creación de una gestora hasta final de temporada

Sergio Oliveró posa junto a la bandera del Espanyol | Diario Gol

11 de noviembre de 2012 (21:57 CET)

No hubo consenso y habrá elecciones a la presidencia del Espanyol. El candidato Sergio Oliveró ha descartado el pacto con Joan Collet, actual consejero del club y su principal rival en este proceso, y también se ha negado a un aplazamiento de las elecciones, previstas para el 19 de noviembre, y a la creación de una junta gestora integrada por una docena de directivos, repartidos entre ambas candidaturas, y que gobernaría el club hasta final de temporada.

En una nota de prensa emitida este domingo, la candidatura que forman Oliveró y la Agrupación de Pequeños y Medianos Accionistas (APMAE) anunció que "descarta rotundamente cualquier pacto y solicita encarecidamente que Daniel Sánchez Llibre y Ramón Condal (los dos últimos presidentes de la entidad) que respeten la contrastada voluntad de cambio de accionistas y socios y por el bien del club no apoyen a ninguna candidatura".

Fractura social

Para el equipo de Oliveró, "un aplazamiento es jurídica, técnica, ética y socialmente inaceptable", ya que, como ha apuntado, "hay muchos accionistas que ya han otorgado su delegación de voto y tienen todo el derecho a que ese voto tenga valor". Además, ha subrayado en "la voluntad de cambio" inmediato por parte de los aficionados.

Por otra parte, la opción autodenominada renovadora ha valorado la "fractura social" en el Espanyol. "Esto no se produce por la presencia de varias candidaturas, que es un derecho democrático, sino cuando un alto porcentaje de miembros de una sociedad cuestiona el modelo y la gestión", concluyó.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad