Özil evita otra derrota del Madrid en el último minuto

stop

El centrocampista alemán salva al equipo de Mourinho ante un Borussia Dortmund con más criterio y mejor fútbol

Casillas, en el suelo, se lamenta tras un gol del Borussia Dortmund / EFE

06 de noviembre de 2012 (22:57 CET)

Un gol de Özil en el último minuto evitó la segunda derrota del Madrid en la Champions ante un Borussia Dortmund (2-2) con más criterio y mejor manejo del balón. A falta de un juego bien elaborado, el equipo de Mourinho apeló a su carácter para maquillar un mal partido y evitar nuevas convulsiones. La clasificación para octavos de final no peligra. Le basta con ganar al Ajax en un Bernabéu al que no seduce la actual propuesta madridista.

El de la primera parte fue un Madrid irreconocible por su incapacidad para controlar el partido y, sobre todo, por su falta de chispa. Xabi Alonso y Modric no lograban conectar con Özil y el equipo de Mourinho quedó partido en dos. El Borussia Dortmund, liderado por el exquisito Götze, tuvo más criterio y castigó a su rival por ambos flancos. Al principio, por la banda izquierda, con sendos remates de Schmelzer y Grosskreutz que repelió Casillas. Después, por la derecha, por donde apareció Reus, que marcó el primer gol del cuadro alemán (m. 28).

Autogol de Arbeloa

Escarmentado por el gol del Borussia, el Madrid juntó sus líneas y se beneficio del repliegue rival. Empezó a combinar e, inmediatamente, empató el partido gracias a la contundencia de Pepe, que cabeceó un centro preciso de Özil (m. 34). En apenas seis minutos, el grupo blanco neutralizó el tanto inicial de Reus, pero no logró desconectar al campeón de Alemania, que cerró la primera parte con el autogol de Arbeloa (en pugna con Götze) en un Bernabéu que no daba crédito a tanta impotencia madridista.

El Madrid necesitaba agitar el partido en el segundo acto y Mourinho dio entrada a Callejón y Essien por Higuaín y Modric. Quería que su equipo tuviera más ritmo e intensidad ante un Borussia que adoptó muchas más medidas de protección para arropar a Weidenfeller. Y Callejón fue quien más inquietó a la defensa alemana con sus buenos movimientos y varios remates. El último superó al portero rival, pero Grosskreuts retrasó el empate del Madrid, rubricado por Özil con un libre directo perfectamente ejecutado.

El Manchester City, tocado

En el otro partido del grupo, el Manchester City empató con el Ajax (2-2) y se complica su clasificación para los octavos de final. Último clasificado, el equipo de Mancini suma dos puntos, cinco menos que el Real Madrid a falta de dos jornadas para la conclusión de la fase regular.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad