Nike y Trek rompen su contrato con Armstrong

stop

La multinacional de prendas deportivas denuncia que el ciclista les engañó durante más de una década y el heptacampeón del Tour dimite como presidente de Livestrong

Lance Armstrong, en una imagen de archivo / EFE

17 de octubre de 2012 (19:35 CET)

Nike ha roto unilateralmente el contrato de patrocinio de Lance Armstrong, acusado de prácticas reiteradas de dopaje por parte de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA). La multinacional, no obstante, comunicó que seguirá financiando Livestrong, fundación creada por el heptacampeón del Tour para ayudar a personas afectadas de cáncer y cuya presidencia abandonó este mismo miércoles el ciclista texano.

"Debido a la evidencia de que participa en una trama de dopaje y engañó a Nike desde hace más de una década, y con gran tristeza, hemos decidido terminar nuestra relación contractual con él", anunció Nike a través de un comunicado.

Caso de dopaje encubierto

La multinacional estadounidense, que el pasado mes de agosto ratificó su compromiso contractual con Armstrong, se ha desvinculado del ciclista texano tras las presiones de la USADA y, sobre todo, por unas duras acusaciones de Kathy LeMond. En un artículo publicado por el New York Daily News, la esposa del ex ciclista Greg LeMond acusó a Nike de encubrir un caso de dopaje de su deportista tras pagar unos 380.000 euros (500.000) al entonces presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Hein Verbruggen.

Horas más tarde, la marca de bicicletas Trek también anunció que rompía relaciones con Armstrong: "Trek está decepcionado por las revelaciones del informe de la USADA y pone fin a su vínculo".

Armstrong, que a principios de semana había sopesado la posibilidad de someterse a un detector de mentiras a petición de su abogado en Francia, Tim Herman, presentó este miércoles su dimisión como presidente de Livestrong, fundación que lideró y presidió desde 1997 con un gran impacto mediático en los primeros años y que ha recaudado unos 300 millones de euros. No obstante, seguirá como uno de los 15 miembros de la junta directiva y será sustituido en la presidencia por Jeff Garvey, hasta ahora vicepresidente de la fundación.

Hamilton le pide que se sincere

"Esta organización, su misión y sus seguidores conforman un cariño increíble en mi corazón. Para liberar a la fundación de cualquier efecto negativo como resultado de la controversia que rodea a mi carrera ciclista, doy por finalizada mi presidencia", esgrimió Armstrong mediante un comunicado.

Acorralado, Armstrong se ha quedado sin su principal patrocinador mientras algunos antiguos compañeros le recomiendan que confiese el consumo de sustancias dopantes. "Armstrong tomó la decisión de doparse, pero no es culpa suya al 100%. En ese momento, el deporte era muy sucio y la mayor parte de las cosas que hicimos eran la norma en el ciclismo", comentó Tyler Hamilton, ex compañero del ciclista texano en el US Postal. "Necesitamos más gente que salga y hable sobre lo que sucedió en el pasado. Me molesta la negación, la gente que dice que no sabía nada", añade Hamilton.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad