Ni Barça ni Real Madrid quieren que la Supercopa se juegue en China

stop

Los dos clubes se muestran reacios al cambio porque los 8 millones que cobrarían por jugar allí los pueden cubrir con el taquillaje del clásico

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo | Archivo

16 de octubre de 2012 (03:17 CET)

La idea de que se traslade la Supercopa de España a China coge fuerza. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) organizó el pasado lunes una reunión con todos los clubes de Primera División para debatir la propuesta. La intención es que cinco de las próximas siete Supercopas de España se jueguen en el Estado más poblado del mundo.

Una propuesta que gusta, y mucho, a 18 entidades de la LFP, prácticamente todas. Sin embargo, la idea no convence a los dos 'superpotencias' de la Liga, FC Barcelona y Real Madrid, que son, precisamente, los equipos que suelen jugar la Supercopa. De hecho, en las dos últimas ediciones se han enfrentado entre ellos.

Pros y contras

Exportar la Supercopa a China tendría a favor que los clubes que la disputasen cobrarían ocho millones de euros. Teniendo en cuenta el crítico panorama económico que atraviesan la mayoría de clubes de Primera, esa cantidad sería una ayuda más que gratificante. Además, ello implicaría convertir una competición que actualmente es a dos partidos de ida y vuelta, en un torneo más fugaz a la par que intenso: se decidiría en un solo partido. En contra, el sentido común. Parece poco coherente disputar la Supercopa de España a unos 10.000 kilómetros de distancia.

Los dos 'grandes' del fútbol español no ven con buenos ojos este formato por distintas razones. En primer lugar, ocho millones no son nada al lado del taquillaje que les pueden comportar dos clásicos en agosto. Con las ciudades de Barcelona y Madrid a rebosar de turistas y sin ser válidos los abonos de socio, la fuente de ingresos es exponencial. En segundo lugar, son fechas complicadas porque coinciden con la puesta a punto de los equipos: jugadores internacionales que regresan de vacaciones, pretemporada a marchas forzadas con giras por todo el mundo, y compromisos de selecciones. 

Cerezo y Llorente, sí rotundo

Los presidentes de dos de los equipos más importantes de la LFP se han posicionado muy a favor de la exportación del torneo español a China, apelando al factor económico. Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, habla claro: "Vamos a ganar mucho más dinero jugando la Supercopa allí que jugándola en España". El presidente del Valencia, Manuel Llorente, se muestra en la misma línea: "Nosotros decimos que siempre es bueno estar en China, si los jugadores están tocados, también lo están si juegan en Valladolid".

El economista José María Gay de Liébana también se ha pronunciado al respecto de la cuestión. Esta es la respuesta que ha dado en Catalunya Radio a la pregunta de si se imagina la Supercopa en China: "Me lo imagino y además creo que es absolutamente necesario. El fútbol para crecer tiene que ir hacia el extranjero y, por tanto, la Supercopa tendrá a que irse a China".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad