Navarro gana el doble que todo el Joventut

stop

Las distancias económicas de los clubes de baloncesto aumentan en los últimos años

Juan Carlos Navarro levanta el título de Liga ACB de la temporada pasada | EFE

04 de septiembre de 2012 (13:03 CET)

Las desigualdades económicas son cada vez mayores en el baloncesto profesional. El Barça Regal, actual campeón de la Liga Endesa, tiene un presupuesto de 23 millones de euros para la actual temporada, mientras que muchos clubes tienen problemas para cubrir los tres millones más IVA que exige la ACB. Entre ellos, el FIAT Joventut y el Assignia Manresa.

El Barça ha reducido ligeramente su presupuesto en las últimas dos temporadas, pese a incrementar esta temporada el número de fichas. Uno de sus fichajes estrella, Nathan Jawai, cobrará unos 500.000 euros, una cantidad sensiblemente inferior a la que debía percibir Eidson (1.8 millones), que acaba de rescindir su contrato tras su irregular rendimiento en el pasado curso. Jasikevicius, Abrines y Todorovic, otras tres incorporaciones, tendrán un suelo inferior al del pívot australiano, pero el club tendrá que abonar 2.8 millones de euros anuales a Erazem Lorbek, que ha sido renovado por tres temporadas tras flirtear con la NBA (San Antonio Spurs).

Tres millones de euros

Navarro, el gran icono del Barça, gana unos tres millones de euros anuales, cantidad que duplica el coste de toda la plantilla del FIATC Joventut, que según fuentes de la entidad verdinegra es de 1.5 millones para la actual temporada. Jordi Trias, ala-pívot procedente del equipo azulgrana, percibirá prácticamente una tercera parte de esta cantidad en el club de Badalona.

Hace poco más de un mes, el Joventut anunció su salida del concurso de acreedores en el que se encontraba desde el 21 de octubre de 2010, y hoy sobrevive con muchas limitaciones. Hace 20 años, el club ingresó 2.100.000 euros de Montigalà por el patrocinio del equipo durante una temporada en la época de mayor esplendor de la entidad.

Temporada tranquila

Campeón de Liga en cuatro ocasiones, de la Copa en ocho y de la Euroliga en 1994, el Joventut siempre ha jugado en la máxima competición española, pero históricamente se ha sentido maltratado por las instituciones en comparación con el Barça. Actualmente ya no forma parte de la élite del baloncesto español y, aliviadas sus angustias económicas, aspira a una temporada tranquila, sin tan siquiera la obligación de clasificarse entre los ocho primeros.

Más modestas son las aspiraciones del Assignia Manresa, que año tras año tiene que reinventarse al no poder retener a sus jugadores más carismáticos. Campeón de la Copa en 1996 y de la Liga en 1998, el coste actual de su plantilla es de un 1.300.000 euros, aproximadamente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad