Murray agota a Federer y jugará la final contra Djokovic

stop

El campeón olímpico aspira a su segundo Grand Slam tras derrotar al suizo en semifinales por 6-4, 5-7, 6-3, 6-7 y 6-2

Murray celebra un punto ganador en su partido de semifinales contra Federer / EFE

25 de enero de 2013 (14:59 CET)

El Open de Australia ya tiene definida la final masculina. Andy Murray será el rival de Novak Djokovic, número uno del mundo y gran favortio, tras derrotar este viernes a Roger Federer por 6-4, 5-7, 6-3, 6-7 y 6-2.

Murray liberó toda su ansiedad el 5 de julio de 2012. Atormentado por sus derrotas en los grandes partidos, el tenista escocés derrotó ese día a Roger Federer en la final olímpica, disputada en Wimbledon. Dos meses después, ganó el US Open, su primer Grand Slam, tras superar a Djokovic. Desde entonces, es un jugador con la autoestima muy alta.

En las semifinales de Melbourne, Murray maquilló sus 16 errores no forzados en el primer set con un servicio demoledor. La potencia del escocés se imponía a la clase del suizo, que asumió más riesgos en la segunda manga, resuelta a su favor. En la tercera, Federer tuvo muchos problemas con su servicio (54% de primeros saques) y, curiosamente, en el intercambio de golpes. Murray dominaba los peloteos.

La clave, el servicio

El partido, intenso, retrataba perfectamente la contundencia de Murray y la precisión de Federer, que superó una situación muy crítica en el 12º juego del cuarto set. Tras perder su servicio, el suizo supo contener el servicio del escocés y forzó un tie break que ganó para delirio de la afición australiana, encantada con el espectáculo que los dos tenistas ofrecieron en las primeras tres horas de partido.

En el quinto y definitivo set, Murray rompió el servicio de Federer en el segundo juego y cambió otra vez su estrategia. Ya no iba a desafiar a su rival con intercambios de golpes que pudieran penalizarse. La clave pasaba por mantener una alta efectividad con su servicio, argumento suficiente para agotar al suizo, mentalmente superado, y acceder a la final contra Djokovic.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad