Mourinho se pone farruco

stop

El entrenador del Real Madrid tira balones fuera y advierte del fracaso que sería caer eliminado ante el Alcoyano

Jose Mourinho, en la oscuridad del Santiago Bernabéu | EFE

26 de noviembre de 2012 (12:40 CET)

José Mourinhose ha solidarizado con sus delanteros y ha echado balones fuera en la previa del partido ante el Alcoyano. El técnico del Real Madrid asegura que su relación con el club y los jugadores es la de "siempre", y que "cuando ganas las cosas son muchos mejores que cuando pierdes". 

"Hemos hablado en la rueda de prensa de Sevilla. Esta debería ser toda para el partido de mañana. Hay preguntas que me hacéis que son preguntas relacionadas hacia un jugador, donde me pides que haga un análisis sobre él. Para eso estáis vosotros. Podría preguntártelo a ti", ha respondido a una cuestión sobre el momento de Özil. Asimismo, dejó entrever que terminará la campaña en el Bernabéu, y que será el momento de "hacer valoraciones".

Pide apoyo para la cantera

El técnico portugués ha asegurado que, ante el Alcoyano, jugarán cuatro canteranos de inicio: Morata, Rodríguez, Nacho y Cheryshev. "Pido que la gente tenga un cariño especial por los chicos que van a jugar", ha dicho. "Que la afición critique lo que quiera y yo lo aceptaré. Si no nos calificamos sería una catástrofe total. Tenemos que hacer un partido serio que la gente y el Alcoyano merece", concluyó.

Finalmente, ha evitado convertir la rueda de prensa en un juicio en el que dictaminar si se siente respaldado o no por el club. "Yo no quiero que hable nadie. El club es soberano y yo solo soy un empleado y el club es el que tiene que decidir si está contento conmigo. Es posible que al final de la temporada no esté contento con mi trabajo y considere que haya cosas que mejorar y cambiar. Yo estoy y doy mi máximo y es un momento que merece la pena esperar y valorar a final de temporada", finalizó.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad