Mourinho 'relega' a Zidane a la cantera

stop

El francés prefiere centrarse en las categorías inferiores, donde sus hijos siguen cumpliendo etapas

Mourinho le ha dado la patada a 'Zizou'

28 de septiembre de 2012 (17:01 CET)

José Mourinho ya tiene una nueva víctima en su currículum. Y esta vez, de primer nivel: ni más ni menos que uno de los mejores futbolistas de la historia, y todo un emblema para el madridismo, Zinedine Zidane. El francés, al que Florentino Pérez había nombrado a petición del técnico portugués como director de fútbol del primer equipo, abandonará este cargo para centrarse en su futura carrera como entrenador y en el seguimiento de sus tres hijos, que dan sus primeros pasos en la Fábrica de Valdebebas.

Los días de Zinedine Zidane en el primer equipo del Real Madrid están contados. Las desavenencias con Mourinho con respecto a sus funciones han motivado el distanciamiento entre ambas partes. Era un secreto a voces. Y la cohabitación de dos personalidades totalmente contrapuestas no ha sido posible.

Ausente en la foto oficial

Según informa el diario 'Marca', los deseos de Mourinho de que Zidane ocupase el rol que en su día desempeñó Luis Figo en el Inter no han convencido al francés. Su carácter discreto y su hábito de no dar una voz más alta que otra -justo al contrario del técnico luso- han provocado un divorcio que se veía venir desde el mes de abril, cuando aparecieron las primeras informaciones que obligaron al portugués a salir al paso de los rumores en una entrevista en la Cadena SER.

"Es falso que no quiera seguir contando con Zidane. Y como es política del club, no se sale a desmentirlas. Por eso no dijimos nada, porque estaríamos desmintiendo constantemente. Pero ahora que me lo preguntas, la respuesta es fácil: mentira", llegó a decir el técnico. La realidad, sin embargo, es bien distinta. Y 'Zizou' apenas hace acto de presencia por Valdebebas. Hasta el punto de que ni ha sido citado para formar parte de la fotografía oficial del equipo. Su relación con el club se limita simplemente a seguir los pasos de sus tres hijos, que militan en las categorías inferiores del club, y en ejercer como oyente en los entrenamientos del filial. Cansado de los despachos, el galo pretende iniciar una nueva carrera como técnico. Y quién sabe si algún día su destino se cruzará con el de Mourinho.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad