Morlanes, en la cuerda floja

stop

Una jueza imputa al vicepresidente económico del Espanyol un desvío de 2,5 millones de la empresa La Seda

Gabriel Trindade

1 westjet the winner is westjet over the past couple of years the canadian low cost carrier has painted a couple of its boeing 737 800 jets with disney themed liveries featuring sorcerer mickey and _181x307
1 westjet the winner is westjet over the past couple of years the canadian low cost carrier has painted a couple of its boeing 737 800 jets with disney themed liveries featuring sorcerer mickey and _181x307

23 de febrero de 2013 (00:46 CET)

Al presidente del Espanyol, Joan Collet, le ha salido mal la jugada. El hombre al que confió la comprometida situación financiera del club y las negociaciones con Hacienda, José Luis Morlanes, tiene problemas con la justicia. Una jueza de El Prat de Llobregat (Barcelona) ha imputado al vicepresidente económico del club blanquiazul por, presuntamente, desviar 2,5 millones de euros de la compañía de la que es vicepresidente, La Seda de Barcelona. El grupo químico está a un paso del concurso de acreedores.

La titular del juzgado número 3 de El Prat de Llobregat, Sandra García, ha admitido a trámite esta semana una denuncia realizada por la Fiscalía. En concreto, el fiscal de delitos económicos Francisco Bañeras le acusa de desviar 2,5 millones de euros mediante una operación urbanística cuando era el responsable de esa división en la empresa cotizada.

La trama

Por un lado, Morlanes cedió a una filial de La Seda, Inmoseda, una finca en el Prat de Llobregat. Paralelamente, otorgó un préstamo de 17 millones a través de otra filial, Jatroil, a la sociedad Nuevo Sol Granadella (NSG). Esta compañía firmó un contrato con Quat Inversiones --del que Morlanes es administrador-- en el que Quat adquiría el compromiso de "vender el 50% de los derechos que ostentaba sobre la finca de El Prat un precio total de 15,7 millones", según consta en la querella a la que ha tenido acceso este medio.

El fiscal indica que, si la finca era de Inmoseda, no se entiende que Quat tuviera los derechos. En este supuesto, debería figurar en la escritura y haber rebajado el precio. Aunque la operación no se realizó, NSG pagó a Quat dos millones de euros. Por otro lado, NSG realizó varias facturas falsas en este negocio frustrado por un valor total de medio millón.

La Seda

Con todo, la imputación de José Luis Morlanes ha pasado un tanto desapercibida en el lugar que más transcendencia debería tener: la dirección de La Seda. La decisión del magistrado ha coincidido en un momento en el que la cúpula del grupo químico está centrada en conseguir un acuerdo contra reloj con un fondo buitre, Anchorage, para evitar el concurso de acreedores.

El actual presidente del grupo, Carlos Moreira, ha declinado desde el principio del proceso judicial hacer ningún comentario sobre las acusaciones que versan sobre el vicepresidente de la compañía. Ahora, mantiene la misma línea.

La Seda debe pactar la reestructuración de un crédito sindicado liderado por Anchorage que asciende a 230 millones de euros para evitar la quiebra.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad