Montoya, el futbolista con la ficha más baja, pudo decidir el clásico

stop

El defensa del Barça, que gana un millón de euros, tuvo más protagonismo que Kaká y Alexis, por quienes se pagaron 67 y 40 millones

Montoya, en acción ante el Real Madrid

08 de octubre de 2012 (19:40 CET)

Leo Messi y Cristiano Ronaldo, los dos mejores jugadores del mundo, convirtieron el Barça-Madrid del domingo en un duelo personal en su lucha por el Balón de Oro. Ambos futbolistas, los mejor pagados de sus equipos, acapararon todo el protagonismo, pero el clásico del domingo pudo tener un desenlace distinto si Martín Montoya hubiera afinado un poco más su puntería en su remate que se estrelló en el travesaño.

Montoya ascendió esta temporada al primer equipo con una ficha de un millón de euros. Forma parte de la escala salarial más baja del Barça y su papel es el de relevar a Dani Alves, misión que cumplió sobradamente en el clásico ante el Madrid.

Los últimos fichajes no jugaron

El futbolista con el salario más bajo, formado en las categorías inferiores del Barça, pudo decidir el partido y tuvo mucho más protagonismo que Kaká y Alexis, también suplentes, por quienes los dos clubes más poderosos de España pagaron 67 y 40 millones de euros, respectivamente, al Milan y el Udinese.

Los dos últimos fichajes del Barça (Song, 19 millones de euros) y del Madrid (40 millones) ni tan siquiera intervinieron en el partido. Tampoco Villa (40 millones) ni Coentrao (30 millones).

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad