Michael Schumacher, el hombre de los 26 millones de euros, anuncia su retirada definitiva

stop

Pese al adiós, el alemán mantendrá los ingresos debido a los acuerdos con varios patrocinadores

Schumacher y Hamilton | Archivo

04 de octubre de 2012 (11:46 CET)

El heptacampeón de Fórmula 1, Michael Schumacher, ha anunciado su retiro definitivo –el primero se produjo en 2006, pero regresó en 2010— de la Fórmula 1 cuando termine la temporada. El alemán, de 43 años, dejará la parrilla con unos ingresos de 26 millones de euros anuales, entre ficha y patrocinios. 

"Aunque aún soy capaz de competir con los mejores pilotos, llega un momento en que lo mejor es decir adiós", ha comentado el 'Káiser' este jueves. El comunicado del actual piloto de Mercedes llega días después de que la escudería haya fichado a Lewis Hamilton para sustituirle. El equipo germano desea que siga ligado a este deporte y cuenta con él para un futuro cercano, aunque ejerciendo otras funciones.

Ingresos publicitarios

En 2011, Schumi ingresó poco más de 26 millones de euros. De ellos, 'sólo' 8 los ganó con el equipo Mercedes. El resto, con patrocinios. Actualmente tiene acuerdos con DVAG, Jetset, Navy Boot (ropa), Audemars Piguet (la casa de relojes que también patrocina a Messi y a Djokovic, entre otros), Schuberth, Rosbacher (agua) y Erlinyou (tabletas).

Schumacher, que en los tres años que estuvo inactivo mantuvo los elevados ingresos que había firmado cuando era corredor de Ferrari –en 2006 era el segundo deportista mejor pagado del mundo con 48,2 millones de euros, por detrás de Tiger Woods—, seguirá ligado a varios patrocinadores. Es decir, que en los próximos años continuará generando ingresos.

Además, el alemán es propietario de una isla en Dubai. Se la regaló el príncipe de la región, Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum, cuando se retiró por primera vez de las carreras de bólidos. Se encuentra en el archipiélago artificial 'The World', y cuenta con piscina, helipuerto y puerto privado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad