Michael García dimite de su cargo en la FIFA

stop

El investigador del Comité Ético se rinde tras la desestimación de sus recursos de apelación contra los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022

Michael García, entre Rusia 2018 y Catar 2022

17 de diciembre de 2014 (17:56 CET)

Michael García ha dimitido de su cargo en la FIFA. El investigador del Comité Ético del organismo que preside Joseph Blatter se rinde después de varios meses luchando contra la celebración de los mundiales de fútbol que se celebrarán en Rusia y Qatar durante los años 2018 y 2022, respectivamente. El detonante que le ha llevado a tomar esta decisión ha sido la desestimación de los recursos de apelación que presentó contra estos dos eventos.

García denunció que hubo una compra de votos en la elección de las citadas sedes para impugnar la celebración de los mundiales de Rusia y Qatar. Recurrió en apelación las conclusiones del juez Eckert, pero la FIFA ha resuelto que el informe del juez es solo "una declaración no vinculable ni apelable".

En un comunicado público, García expone su situación: "Durante los dos primeros años después de mi nombramiento como presidente independiente del órgano de instrucción del Comité de Ética de la FIFA, en julio de 2012, sentí que el Comité de Ética estaba haciendo un progreso real en la aplicación de la ética en la FIFA. En los últimos meses, eso cambió".

El contenido de la carta de dimisión

García recuerda que el pasado 5 de septiembre envío un informe detallado al Comité de Ética en el que identificaba "graves e importantes irregularidades en el proceso de licitación y selección" de ambos campeonatos. El presidente de la Cámara de Adjudicación, Hans-Joachim Eckert, informó entonces de que sólo ofrecería información limitada sobre ese dosier. "Preocupado por una falta de transparencia que no serviría a los intereses de la FIFA, emití una declaración pública pidiendo al Comité Ejecutivo de la FIFA la publicación del informe", revela García en su carta de dimisión. No fue atendida.

En noviembre, Eckert emitió un dictamen de sólo 42 páginas que, según García, incluía"representaciones de los hechos y conclusiones materialmente incompletos y erróneos". García decidió entonces apelar a la FIFA el 24 de noviembre pasado, pero su recurso fue desestimado este lunes.

TAS, la última vía

García explica que aún podría acudir al Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), pero considera que esta acción "no tendría efecto práctico en este caso" y añade que "ningún comité de gobierno independiente, investigado o panel de arbitraje puede cambiar la cultura de una organización". También denuncia que "la falta de liderazgo en estos temas dentro de la FIFA me conduce a la conclusión de que mi papel en este proceso llega a su fin".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad