Messi tiene problemas con su empresa de vinos

stop

El futbolista pretende distribuir su marca, Leo, en Europa, donde una empresaria vecina de Mourinho utiliza un nombre parecido para la venta de bebidas alcohólicas

Leo Messi, entre su vino Leo y el Leo d'Honor | Diario Gol

30 de septiembre de 2014 (23:54 CET)

Leo Messi tiene un problema empresarial. El futbolista internacional del FC Barcelona ha apostado por la distribución de su marca de vinos, Leo, en Europa, pero ha topado con la bodega portuguesa Ermelinda Freitas, que utiliza un nombre parecido para la venta de bebidas alcohólicas en el continente. El caso está en tribunales. Se abre una pequeña rendija de esperanza para el astro azulgrana.

Fuentes de la agencia de registros y marcas Volartpons consultadas por Diario Gol argumentan que Messi tiene posibilidades de éxito porque actualmente conviven en el mercado europeo otras marcas de vino que incluyen la palabra Leo. Por ejemplo, Leo Ripanus y Leo Hillinger. La OAMI (Oficina de Armonización del Mercado Interior) –la agencia encargada del registro de las marcas comunitarias y de los dibujos y modelos comunitarios—, por su parte, encuentra insignificante la diferencia entre Leo y Leo d'Honor y considera que llevaría a equívocos.

Salida alternativa

En caso de que la resolución judicial le sea negativa, Messi tiene otra posible salida. La bodega Ermelinda Freitas ha inscrito el vino Leo d'Honor en la categoría 33 de la clasificación de Niza (la lista de productos y servicios para el registro de las marcas), el apartado dedicado a bebidas alcohólicas excepto cervezas. Messi, sin embargo, podría comercializar bebidas como aguas, gaseosas, zumos y cervezas (categoría 32) bajo el nombre Leo, aunque debería olvidarse del vino por coincidir en la categoría 33, en tipo y nombre, con Leo d'Honor.

La llegada de Messi a la industria del vino se registró en 2010. La bodega argentina Bianchi y el futbolista acordaron la utilización del nombre del jugador en uno de sus productos vinícolas. La finalidad del pacto es benéfica, dado que el dinero recaudado cae en manos de la Fundación Messi. Dos años después, en 2012, el entorno de Messi solicitó el registro de la marca Leo en la Unión Europea.

En manos de la justicia

Maria Leonor Pires Freitas Campos, natural de Setúbal (Portugal), gestiona la bodega familiar Ermelinda Freitas. La empresa registró la marca Leo d'Honor para uno de sus vinos entre 2011 y 2012. Tiene la patente hasta 2021 a nivel local y continental y presentó una queja formal en la OAMI contra el vino Leo por la similitud de marcas y productos.

La OAMI dio la razón a Pires Freitas en aquella ocasión, y se la volvió a dar meses después, cuando los Messi recurrieron por segunda vez. Los abogados del futbolista, Rivas Zurdo y Toro Gordillo, han acudido ahora al Tribunal General de la Unión Europea para que anule la decisión de la OAMI. La postura de los Messi es defendible, según fuentes conocedoras de este tipo de disputas, aunque hasta la fecha los abogados han seguido el camino equivocado. Decidirá la justicia.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad