Messi se lesiona en el peor partido del Barça esta temporada

stop

El conjunto de Tito Vilanova empata sin goles ante el Benfica y ya piensa en sus cinco posibles rivales para octavos

Leo Messi se duele de un mal gesto en la rodilla | EFE

05 de diciembre de 2012 (23:05 CET)

El instrascendente duelo de Champions que se disputó en el Camp Nou entre el Barça y el Benfica terminó con un frío empate sin goles, en uno de los peores partidos del cuadro azulgrana esta temporada. Pero peor que el encuentro fue la lesión de Leo Messi, el día en que todo el mundo estaba pendiente de que el astro argentino igualase o superase el histórico récord de Gerd Müller. Hubo momentos de inquietud, pero al final todo acabó en un susto y en un esperanzador parte médico en el que se indicaba que Messi sufre "una contusión ósea en la cara externa de la rodilla izquierda".  El delantero ni tan siquiera está descartado para el próximo partido de Liga contra el Betis.

El Benfica se jugaba la segunda plaza del grupo G con el Celtic (ambos partían empatados con 7 puntos, pero se clasificó el conjunto escocés tras vencer al Spartak), y salió a por todas contra un Barça repleto de jugadores del filial (Carles Planas, Sergi Roberto, Rafa Alcántara y Cristian Tello, sustituido por Gerard Deulofeu). El cuadro de Jorge Jesús puso en serios aprietos a Pinto, que logró mantener su portería a cero más por fortuna que por méritos propios. Hasta cuatro ocasiones claras generó el conjunto portugués en la primera mitad.

Messi da el susto

Tan mal fueron las cosas que al término del primer tiempo el estadio coreó con fuerza el nombre de su estrella predilecta, Leo Messi, que estaba en el banquillo. El segundo tiempo no empezó mejor para el Barça. No había transcurrido ni un minuto y Nolito, en su regreso al Camp Nou, tuvo otra clara ocasión para el Benfica. Por parte del Barça solo destacaron un par de acciones peligrosas de Villa que quedaron en nada. Hasta que en el minuto 57 se produjo el único aliciente de la noche para el aficionado barcelonista, ver a Messi sobre el césped.

En la primera pelota que tocó el argentino recibió una durísima entrada. No fue la única. Sin embargo, fue cuando más cerca estaba de marcar su gol número 85 que hizo un mal gesto en la rodilla y quedó tendido en el suelo ante el estupor del Camp Nou, que restó en silencio sepulcral. Messi fue retirado en camilla mientras el estadio, con la peor entrada de la temporada (50.659 espectadores), coreaba al unísono su nombre. Las buenas noticias sobre su lesión llegaron con el partido ya terminado.

Posibles rivales

El Barça, líder contundente del grupo G con 13 puntos, tiene cinco posibles rivales de cara a los octavos de final de la Champions. Los más prestigiosos, Arsenal y Milan, se conocieron el martes, igual que el Oporto. El miércoles se añadieron a la lista el siempre peligroso Shakhtar Donetsk y el Galatasaray turco, que se antoja como el rival más débil con que podria toparse el equipo de Tito Vilanova, a priori.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad