Mayweather y Pacquiao se enfrentarán en la pelea de boxeo más cara de la historia

stop

El púgil estadounidense, todavía invicto, anuncia la firma del contrato en las redes sociales

Manny Pacquiao y Floyd Mayweather se encontraron en un partido de la NBA

21 de febrero de 2015 (19:13 CET)

Ya hay fecha para el combate de boxeo más esperado de los últimos tiempos. El 2 de mayo, en Las Vegas, el estadounidense Floyd Mayweather –invicto en su carrera profesional con balance de 47-0— y el filipino Manny Pacquiao –campeón del mundo peso welter de la Organización Mundial de Boxeo con un récord de 57-5-2— lucharán en la pelea más cara y lucrativa de la historia. Se repartirán 220 millones de euros, según diversas fuentes del sector.

Mayweather ha anunciado el combate en las redes sociales como "lo que el mundo estaba esperando ha llegado". Las previsiones vaticinan un nuevo récord en las compras en pay-per-view, superando los 2,4 millones de pinchazos del duelo entre Mayweather y Oscar de la Hoya en 2007.

Récord de facturación

Los expertos confían también en superar el récord de ingresos en pay-per-view, cifrado en 150 millones en el combate correspondiente entre el mismo Mayweather y Saúl Cancelo Álvarez, en 2013, y los 20 millones de recaudación de taquilla de la misma pelea. La lucha entre el estadounidense y el filipino comenzó a gestarse en 2009, sin éxito por mala relación entre sus agentes, problemas con los controles de dopaje y trabas de las televisiones que los patrocinan. El reciente encuentro de ambos en las gradas de un partido de la NBA ha agilizado el contrato. Ya está firmado.

El acuerdo incluye una cláusula de revancha. Este segundo encuentro se celebraría en otoño con una bolsa de 364 millones de euros. El escenario será el mismo que el primero, el MGM Grand de Las Vegas. El precio del billete en primera fila superará los 20.000 euros. Showtime y HBO, dos cadenas televisivas, tienen contrato para emitir seis peleas entre Mayweather y Pacquiao.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad