Mayweather pierde posiciones en las apuestas del combate del siglo

stop

El filipino ha recortado distancias, pero el americano llega invicto y pelea en casa

Maria Hernández

El hall del MGM de Las Vegas ya luce con un cuadrilátero en el que pelearán Pacquiao y Mayweather.
El hall del MGM de Las Vegas ya luce con un cuadrilátero en el que pelearán Pacquiao y Mayweather.

30 de abril de 2015 (23:54 CET)

Floyd Mayweather era el favorito para imponerse en el combate del siglo ante Manny Pacquiao que se celebrará el próximo 2 de mayo en Las Vegas. Money llega invicto, y además, pelea en casa, en Las Vegas. Pese a esos factores, Pacquiao empezó a recortar distancias en el último mes, y los apostantes ya no tienen tan claro quién será el vencedor.

Lo que había comenzado con un 3 a 1 a favor del americano, queda sólo en 2 a 1. El acercamiento de Pacquiao tiene una lectura clara: pese a que no era favorito, los apostantes se jugaban el dinero a su victoria.

Cuotas

En Bwin.com el triunfo de Mayweather se paga a 1,55 por euro apostado, y el de Pacquiao 2,80. El empate, por su parte, paga 15 a 1. En WilliamHill las cuotas son parecidas: la victoria de Mayweather se paga a 1,50 a 1, y la de Manny Pacquiao, a 2,87. El empate se paga a 17 euros por euro apostado.

Los apostantes creen que el combate será largo. En WilliamHill se puede apostar a que se disputarán más de 10,5 asaltos (se paga a 1,28 a 1), o menos (pagado a 3,50 euros por euro apostado). Bwin ofrece la posibilidad de jugar a más o menos de 9 asaltos. Que se superen se paga a 1,15 euros por euro apostado, así que los usuarios están prácticamente seguros de ello. En cambio, que el ganador se decida antes se paga a 4,75 euros por euro apostado.

En ambas casas de apuestas se baraja que el ganador se decida a los puntos: que sea Floyd Mayweather se paga a 1,60 en Bwin y a 1,67 en WilliamHill. Mucho mejor pagada está la victoria de Manny Pacquiao de este modo: 5 euros en Bwin y 5,50 en WilliamHill.

Además, WilliamHill baraja que uno de los dos bese la lona. En este caso, los apostantes no se deciden: el derribo de ambos se paga a 4,33 euros por euro apostado.