Martell será el único representante legal del Barça ante el juez Ruz

stop

El magistrado de la Audiencia deniega la participación del director financiero Néstor Amela porque prefiere tenerlo como testigo para el juicio

Víctor Malo

Cristóbal Martell, abogado del Barça; Josep María Bartomeu, presidente del Barça; José Ángel González Franco, abogado de Bartomeu | Diario Gol
Cristóbal Martell, abogado del Barça; Josep María Bartomeu, presidente del Barça; José Ángel González Franco, abogado de Bartomeu | Diario Gol

12 de febrero de 2015 (21:48 CET)

Cristóbal Martell, abogado del FC Barcelona en el caso Neymar, será el único representante legal del club este viernes en la Audiencia Nacional ante el juez Pablo Ruz. El reputado letrado afincado en la capital catalana acudirá a la sala de vistas de Madrid para ser informado, a través del magistrado-juez, de los motivos que han ocasionado la imputación del presidente Josep María Bartomeu a título individual.

Esta situación supone un cambio de última hora en los esquemas de la defensa del club. Martell pensaba acudir a la Audiencia acompañado por el director financiero del Barça, Néstor Amela, a quien había designado el club para que fuese su representante ante el juez sin perjuicio de la presencia de Martell en sus funciones de abogado. Sin embargo, un mensaje del propio juez informando que no era preceptiva la presencia de Amela obligó a modificar la estrategia.

O testigo, o imputado

El motivo es que Amela ya actuó como testigo en el anterior procedimiento abierto, declarando el 2 de octubre. Según la Ley de Enjuiciamiento Criminal, una misma persona no puede actuar como imputado y como testigo en un mismo proceso. El debate está en si deben considerarse como dos procedimientos o como uno solo. Al parecer, el juez se decanta por esta última vía ya que tiene intención de resolverlo todo junto. 

Según informan fuentes del club, "el juez prefiere reservarse la posibilidad de llamar a Amela como testigo si el proceso va a juicio oral", cosa que parece muy probable. A nivel jurídico, Ruz también se cura en salud: un testigo está obligado a decir toda la verdad, mientras que un imputado –papel que pensaba interpretar Amela, igual que hizo Antoni Rossich en su momento, ambos en representación del Barça– tiene derecho a no declarar nada que pueda ser utilizado en su contra.

Bartomeu asumirá el protagonismo

El peso de las diligencias que se practicarán este viernes, no obstante, recae en el interrogatorio al que será sometido el presidente Bartomeu. En este caso no participará Martell, únicamente representante del club, sino que lo hará el abogado José Ángel González Franco. Fuentes jurídicas consultadas por Diario Gol aseguran que "Martell y Gonález Franco son en estos momentos los mejores penalistas de Barcelona", cosa que tendría que favorecer a los intereses del Barça, a pesar de la complejidad que entraña el debate fiscal que mantiene el club con Hacienda.

Bartomeu ha contratado a González Franco para que le defienda ante la Audiencia a título personal, aunque haya sido imputado en su condición de presidente del Barça. Por este motivo, Barto ha tomado la decisión de sufragar los costes del abogado de su propio bolsillo. Fórmula que permite al club ahorrar dinero en abogados, ya que el año pasado se invirtieron 900.000 euros.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad