Marta Silva, la Abogada General del Estado, fue secretaria de la junta del Real Madrid

stop

La directora de los servicios jurídicos estatales formó parte de la directiva de Florentino Pérez de 2004 a 2006

Víctor Malo

La Abogada General del Estado Marta Silva y el montaje fotográfico que ha circulado por redes | Diario Gol
La Abogada General del Estado Marta Silva y el montaje fotográfico que ha circulado por redes | Diario Gol

04 de febrero de 2015 (20:55 CET)

Marta Silva de Lapuerta (15 de febrero de 1969, Madrid) es la actual Abogada General del Estado. O, lo que es lo mismo, directora de los servicios jurídicos estatales en defensa de la Agencia Tributaria. Su cargo, sin embargo, no pertenece al ministerio de Hacienda, sino al Ministerio de Justicia, gobernado en 2012 por el exalcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón, quien dimitió en 2014. Antes de ostentar este puesto, y durante su dilatada carrera como jurista, Silva tuvo un cargo de peso en el Real Madrid: fue la secretaria de la junta directiva presidida por Florentino Pérez entre 2004 y 2006.

En las últimas horas han circulado muchos mensajes a través de las redes sociales con el nombre de esta abogada y algunos de los cargos que ocupa o ha ocupado. En concreto, echaban humo los teléfonos móviles de directivos y ejecutivos del FC Barcelona, que se iban pasando en cadena una montaje fotográfico –obra del usuario de Twitter @GuillemPuig74– con la cara de la abogada y el siguiente contenido escrito:

"2004-2006: Directiva del Real Madrid junto a Florentino

2004-2009: Consejo de administración de Sacyr Vallehermoso

2012: Alberto Ruiz-Gallardón la propone como Abogada General del Estado. El Consejo de Ministros acepta.

2014: Abogada General del Estado que representa a la Agencia Tributaria en el 'caso Neymar'".

Parte de la información recogida en el mensaje no es del todo correcta. Según ha podido saber Diario Gol, el Abogado del Estado en defensa de los intereses de la Agencia Tributaria en el 'caso Neymar' es Edmundo Bal. Marta Silva no estaría directamente implicada en el proceso. Sin embargo, sí que es influyente y conocedora al detalle del asunto ya que es la máxima responsable de los Abogados del Estado.

Alimenta la teoría de la conspiración

Esta información ha levantado ampollas entre el barcelonismo ya que alimenta las cuestionables especulaciones sobre conspiraciones judeomasónicas. El presidente del Barça, Josep María Bartomeu, fue el primero en lanzar el recurrente mensaje que lleva todo un año sonando en Barcelona. Más allá de la dudosa mano negra, o mano blanca, lo que defienden desde el Barça es que hay un cúmulo de casualidades en los últimos tiempos de difícil explicación.

"A veces hay casualidades, pero cuando se dan tantas seguidas empieza a ser sospechoso. Y más en este mundo de poderes fácticos. Llega un momento en que deja de ser casualidad", sostienen fuentes del club consultadas por Diario Gol.

Audiencia Nacional

Además de los mencionados cargos, Marta Silva ejerció como Abogada del Estado ante el Tribunal de Justicia Superior de Cataluña, el Tribunal de Cuentas, el Ministerio de Economía, el de Hacienda y la Audiencia Nacional. Precisamente, es en esta última instancia donde se lleva a cabo la instrucción del 'caso Neymar', con los expresidentes Sandro Rosell y Bartomeu y el propio Barça como imputados.

Formada en la Universidad CEU San Pablo, Silva pertenece al cuerpo de Abogados del Estado desde 1996. También fue directora de la Asesoría Jurídica del Tribunal de Cuentas. Como dato adicional, cabe añadir que es sobrina del extesorero del PP Álvaro Lapuerta, imputado en el caso de la Caja B. Sorpresivamente, la Abogacía del Estado no se ha personado en este proceso, cuya instrucción también corre a cargo del juez Ruz

Sacyr Vallehermoso

En el ámbito privado, no solo ha estado vinculada al Real Madrid –aspecto que se pasa por alto en su expediente informativo recogido en la página web del Ministerio de Justicia–, sino que fue secretaria general y miembro del consejo de administración de Sacyr Vallehermoso. Esta empresa ha protagonizado sus más y sus menos con ACS, la constructora de Florentino.