Marruecos perdió 25 millones por el Mundial de Clubes

stop

El país africano invirtió 20 millones en remodelar el estadio de Rabat, que finalmente fue sustituido por el de Marrakech

Estadio de Rabat en el que finalmente no jugó el Real Madrid por el mal estado del terreno de juego / EFE

22 de diciembre de 2014 (17:43 CET)

El Mundial de clubes ha sido un negocio ruinoso para Marruecos. La celebración del torneo que reúne a los mejores equipos de los cinco continentes ha supuesto unas pérdidas de hasta 25 millones de euros para el país africano, según una información del diario Ajbar al Yaum.

Las pérdidas, según la citada fuente, se deben a los gastos de transporte y alojamiento de los etiquetados como "invitados de alto nivel".

La sustitución, a última hora, de la sede de Rabat por la de Marrakech por el mal estadio de la capital marroquí también ha perjudicado a la organización del torneo.

Inversión de 20 millones de euros

La exclusión del estadio de Rabat desató una gran polémica en Marruecos, tras invertirse 20 millones de euros en su renovación.

El rey de Marruecos, Mohamed VI, suspendió de forma provisional las actividades del ministro de deportes, Mohamed Uzin, y le impidió asistir a la final que el Real Madrid ganó ante el San Lorenzo.