Manel Arroyo: "La Liga está infraexplotada por las guerras entre operadores de televisión"

stop

El directivo y portavoz del FC Barcelona da las claves del futuro de la venta de los derechos audiovisuales en el deporte

El directivo del Barça Manel Arroyo y el fundador de Mediapro, Jaume Roures

22 de febrero de 2015 (13:00 CET)

Manel Arroyo, vicepresidente de comunicación y portavoz del Barça, acusa a los operadores de televisión del retraso en la explotación de la Liga en relación al resto de grandes competiciones europeas. El empresario da las claves del futuro del audiovisual en el deporte y afirma que Telefónica ayudará a la "expansión de la marca Barça en todo el mundo".

Los operadores argumentan que "la facturación no es suficiente como para seguir pagando lo que el fútbol demanda". Arroyo, sin embargo, acusa a las compañías televisivas porque llevan 10 años "de discusiones, de peleas, de pleitos" que han impedido la evolución y el crecimiento de la plataforma de abonados.

"Sumando todas las plataformas estamos en 2,5 o 3 millones de abonados mientras en Italia están sobre los 8, en Francia están llegando a los 10 y en Inglaterra están con 18", dice Arroyo en La Vanguardia. El fútbol español está "absolutamente infraexplotado", añade el directivo del Barça.

Contra la piratería

Arroyo señala otro problema que ha frenado el crecimiento de la Liga: la piratería. El vicepresidente blaugrana afirma que España es líder en esta práctica y es una lacra para la industria del entretenimiento del fútbol. La piratería en el fútbol inglés, el mejor pagado por las televisiones es "insignificante" porque todos los actores de la industria "se pusieron muy serios". El precio del abono es "asequible" (12 euros/mes en la Premier y 22 euros/mes en la Liga), pero el mensaje "no llega con contundencia".

"Los propietarios del negocio somos los clubs y los operadores de TV son franquicias, agentes para llegar al usuario final", declara Arroyo. En la Premier, dice, todos han entendido esta relación.

Telefónica, mejor que Mediapro

Arroyo también valora la venta de los derechos del Barça a Telefónica tras una década con Mediapro: "A las compañías de telecomunicaciones se les ha acabado el negocio puro de vender voz y ahora venden servicios, y el principal es el entretenimiento; la implantación de Telefónica en todas partes ayudará a la expansión de la marca Barça en todo el mundo".

Finalmente, Arroyo ha vaticinado que el deporte dejará de verse en abierto por televisión porque no hay dinero para cubrir gastos. La fragmentación del mercado y los nuevos hábitos de consumo han provocado el descenso de los ingresos de publicidad de las televisiones convencionales. "El dinero que el deporte de primer nivel reclama sólo está disponible vía las televisiones de pago", sentencia.