Luis Suárez recibe la Bota de Oro y pone al Madrid en el punto de mira

stop

"Estoy preparado para jugar en el Bernabéu", comenta el delantero uruguayo del Barça

Denny Dalglish, exjugador y exentrenador del Liverpool, entrega la Bota de Oro a Luis Suárez / FCB

15 de octubre de 2014 (19:44 CET)

Luis Suárez recibió la mejor recompensa después de un verano muy complicado. Nueve días antes de que finalice la sanción de cuatro meses que le impuso la FIFA por morder al italiano Chiellini en el Mundial, el futbolista uruguayo recibió la Bota de Oro en la Antigua Fàbrica Damm y exteriorizó su deseó de debutar a lo grande con el Barça. Su primera cita tendrá mucho morbo. Será en el Santigo Bernabéu, el sábado 25 de octubre.

"Un futbolista siempre tiene que estar preparado para jugar. Debutar con el Barça en el Bernabéu será especial. Ya estoy al 100%", expresó Luis Suárez tras recibir el galardón a manos de Kenny Dalglish, exjugador y extécnico del Liverpool que solicitó su fichaje en el club inglés.

Luis Suárez marcó 31 goles en la pasada Premier con el Liverpool, los mismos que Cristiano Ronaldo con el Real Madrid. "Es un orgullo compartir este premio con un jugador tan importante", dijo el delantero uruguayo. En Anfield, Luis Suárez se consagró como uno de los mejores delanteros del mundo durante tres temporadas y media. Su instinto depredador conectó perfectamente con la afición 'red'.

Xavi, Iniesta y Sergio Busquets

El fichaje estrella del Barça de esta temporada ha perdido peso en el último mes. También ha recuperado el ritmo de los partidos gracias a los dos amistosos que ha disputado con la selección uruguaya en la última semana. Después de tres meses y medio muy duros, Luis Suárez vuelve a sonreír.

Xavi, Iniesta y Sergio Busquets, tres de los cuatro capitanes del Barça, acompañaron a Luis Suárez en un día muy especial. También tuvo el apoyo de Josep Maria Bartomeu, presidente del club azulgrana, y de su representante, Pere Guardiola. Y el de su antiguo amigo y compañero en el Ajax Gabri, que actualmente es el segundo entrenador del Barça B. Messi, en cambio, no acudió a la Antigua Fábrica Damm, el mismo escenario que en el pasado recibió el mismo premio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad