Luis Enrique y Messi ya se quieren

stop

El técnico y el futbolista se han abrazado en dos ocasiones durante la eliminatoria de la Champions entre el Barça y el Bayern de Guardiola

Leo Messi y Luis Enrique, delantero y entrenador del FC Barcelona

15 de mayo de 2015 (12:27 CET)

Luis Enrique y Messi, el técnico y la estrella del FC Barcelona, han tenido una relación muy tensa durante toda la temporada. Con discusiones subidas de tono y malos gestos. Sin apenas cruzarse la palabra en los últimos meses. La situación, sin embargo, ha cambiado. El entrenador asturiano y el delantero argentino se han abrazado ya en dos ocasiones. Tras la victoria del Barça contra el Bayern en el Camp Nou, y tras la clasificación del equipo azulgrana para la final de la Champions, en Múnich.

Los buenos resultados tienen un efecto milagroso en cualquier club y entre personas de fuerte carácter. Luis Enrique y Messi, según informa Marca, no han reconducido totalmente su relación, pero sí han rebajado su hostilidad. El día que Lucho cumplió 45 años, los futbolistas recibieron a su entrenador con aplausos. Entre ellos, el delantero suramericano.

La mejor versión de Leo

Luis Enrique y Messi son señalados como los grandes artífices del buen momento del Barça. El equipo ha llegado a la recta final de la temporada en un gran estado de forma y desde el club se ensalza la gestión del técnico al dosificar a sus futbolistas. Hace un año, por ejemplo, el astro argentino no era un futbolista determinante y esta temporada ha recuperado su mejor versión.

El nuevo escenario puede favorecer la continuidad de Luis Enrique como entrenador del Barça. Los jugadores, al menos, desean que el asturiano cumpla su contrato con el club, que finaliza en junio de 2016.