Luis Enrique vuelve a confiar en Piqué y apuesta por el doble pivote en el medio

stop

El técnico asturiano levanta el castigo al zaguero y lo sitúa junto a Mathieu, mientras que coloca a Busquets y Mascherano en el centro del campo

El defensa del FC Barcelona Gerard Piqué y el técnico, Luis Enrique

30 de noviembre de 2014 (20:10 CET)

Luis Enrique intentará conquistar Mestalla a la defensiva. El técnico asturiano, que ha recuperado la confianza en Gerard Piqué, alinea al central de Sarrià junto a Jeremy Mathieu en el eje de la zaga. En los laterales apuesta por los habituales, Dani Alves y Jordi Alba, igual que en la portería, donde mantiene a Claudio Bravo.

La principal sorpresa del once de 'Lucho' se encuentra en el centro del campo. El entrenador del Barça apuesta por el doble pivot formado por Javier Mascherano y Sergio Busquets. Junto a ellos jugará Xavi Hernández, quedando Rakitic nuevamente relegado al banquillo en un partido importante, cosa que ya le ocurrió en el Bernabéu.

La delantera es intocable: Neymar, Luis Suárez y Messi.