Luis Enrique toma aire y regatea otra polémica con Messi

stop

El entrenador del Barça se enfrentó hasta en cuatro preguntas a las recientes declaraciones de Messi y estuvo a punto de explotar

Luis Enrique Martínez y Leo Messi, cara a cara

20 de febrero de 2015 (14:56 CET)

Luis Enrique Martínez volvió al modo defensivo. A pesar de que la dinámica del equipo marcha viento en popa, el entrenador del Barça no consigue escapar a las polémicas. Las regatea como puede.

En la rueda de prensa que ofreció este viernes en la Ciudad Deportiva como previa al partido contra el Málaga, Lucho se puso en alerta. En el segundo turno de preguntas ya le estaban preguntando por Messi. Silencios, muecas y respiraciones profundas fueron los síntomas de autocontrol que utilizó el técnico azulgrana para morderse la lengua.

"No tengo por qué cambiar de opinión. Mi opinión es la de siempre. Es el proceso y la evolución de la temporada. Ni más ni menos", contestó Luis Enrique, breve, a la primera pregunta sobre el tema. El interés venía porque de las palabras de Messi se desprende que hubo un cambio de actitud desde la derrota de Anoeta. Luis Enrique, en cambio, siempre ha defendido que las cosas se siguen haciendo igual que desde el principio.

Mínimas explicaciones

En la segunda, se extendió un poco más: "No entro ya. A mí no me interesan las polémicas, lo he dicho una infinidad de veces. A lo largo de la temporada es el proceso normal... Trabajamos como hacer daño al rival... Yo que soy la persona que está en este cargo os doy mi opinión, si os la creéis o no ya no es cosa mía. Es una tema vuestro, no es mío. No tengo ninguna intención ni de engañar ni de nada. Os doy mi opinión, la que yo considero que es la real. Como veo que ya es la segunda pregunta sobre esto... Si uno cree que es de otra manera, pues fantástico. Pero mi opinión la he repetido tantas veces que ya no sé que más decir. Lo demás os lo dejo a vuestra elección".

"Yo quiero todos los títulos, quiero ganar todos los partidos", explicó Lucho, entre otras cosas, cuando pudo escapar de la polémica con Messi.  

Se niega a contestar

Pero no le duró mucho tiempo el respiro. El tema Messi vende más que ninguno otro y los medios no podían obviarlo. Llegó la tercera pregunta y Luis Enrique no necesitó palabras para expresarse. Lo dijo todo con la mirada. Tras negarse a decir nada sobre por qué se siente incómodo cuando le preguntan por Messi y por qué rehuye el tema, Luis Enrique se rió de forma sonora y solo dijo: "Tercera pregunta sobre el tema...".

Acto seguido llegaba el momento de la cuarta. Ya se lo imaginaba Lucho, por conocer a su interlocutor: "¿No irás a por la cuarta tú, no?". El periodista le contestó: "Tendrás que oír la cuarta, sí". Y Lucho, entre serio y bromeando, espetó un "¿Ah sí?, Ahórratela...". Una vez formulada la pregunta, Luis Enrique volvió a restar en silencio. Se negó a contestar.