Luis Enrique promete un Barça descarado y con Luis Suárez en Madrid

stop

El técnico asturiano dice que su equipo será fiel al estilo y garantiza que jugará el uruguayo, aunque no aclara si será titular

Luis Enrique, en la sala de prensa del Camp Nou

24 de octubre de 2014 (14:00 CET)

Luis Enrique, técnico del FC Barcelona, hizo una doble promesa el día antes del clásico. El técnico asturiano aseguró que el Barça será descarado y que Luis Suárez jugará en el Bernabéu, aunque no aclaró si será titular.

"Hoy no puedo jugar a decir si Luis Suárez será titular o no, pero sí puedo asegurar que algún minuto tendrá. Este partido es una efeméride especial para él", manifestó Luis Enrique en rueda de prensa.

El entrenador del Barça espera que Luis Suárez aporte un plus de calidad y agresividad. Con él, Luis Enrique considera que su equipo puede mantener su guión habitual, con cuatro defensas, tres centrocampistas y tres delanteros. "No cambiaremos la idea futbolística que tenemos. No cambiaremos nada en el Bernabéu e intentaremos tener la pelota el máximo tiempo posible y, además, en su campo. Queremos el control del partido", comentó el preparador blaugrana.

Villano en el Bernabéu

Luis Enrique, odiado en el Bernabéu desde el día que cambió la camiseta del Real Madrid por la del Barça en 1996, protagonizó grandes actuaciones en el coliseo blanco como futbolista. "Cambia mucho la película de ir como jugador a hacerlo como entrenador. Hace un año lo viví con mucha tranquilidad, sin problemas, como entrenador del Celta", argumentó el asturiano. Luego, en tono irónico, recordó que la afición madridista tiene otros motivos de preocupación, como Messi: "A mí me va bien que el cariño esté ahora más repartido. Con el Celta fue todo más íntimo".

Idolatrado y odiado a partes iguales, Luis Enrique no quiso responder la pregunta de si algún día entrenaría al Real Madrid. Tampoco quiso polemizar sobre las declaraciones de Carlo Ancelotti en las que el técnico rival se vanaglorió de que en Liverpool cambió a Cristiano Ronaldo sin consultar tal decisión con el portugués, en una clara alusión al diálogo que mantuvo con Messi hace una semana ante el Eibar: "Yo le tengo mucho respeto al señor Ancelotti. Todos tenemos el derecho de bromear".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad