Luis Enrique dice que "el psicólogo está haciendo un trabajo intachable en el Barça"

stop

El técnico azulgrana dice que no le preocupan los vómitos de Messi en el último partido de Liga contra el Málaga

Joaquín Valdés (izquierda) es el psicólogo que ha fichado Luis Enrique para el Barça

26 de septiembre de 2014 (19:47 CET)

Luis Enrique Martínez es un técnico muy meticuloso y ambicioso, comedido en la victoria y tranquilo en la adversidad. Dos días después del empate en Málaga, el técnico del Barça aseguró que "la autoexigencia" es su mayor presión y reivindicó el papel de Joaquín Valdés, el psicólogo del equipo. Este sábado, el equipo azulgrana recibe al Granada.

"Si hay un jugador que quiere hablar o dejar de hablar con él pertenece al ámbito de la relación personal del futbolista y el club. Yo dije que lo traía para mí y está haciendo un papel intachable en el Barça".

"La autoexigencia es mi mayor presión. Ya sabía que el puesto de entrenador es bonito y que desgasta. Espero aguantar porque esto solo es el principio de un viaje", añadió Luis Enrique en su comparecencia ante los medios de comunicación.

La adaptación de Mathieu

Luis Enrique anunció que Vermaelen todavía no está en condiciones de jugar aunque ya ha recibido el alta médica y ensalzó la adaptación de Mathieu al equipo. "Nos aporta velocidad y contundencia, presencia física y buen criterio para jugar el balón. Ha disipado las dudas que generó el precio de su traspaso", recalcó el entrenador asturiano.

El técnico del Barça, por último, restó trascendencia a las arcadas que tuvo Messi en Málaga. "Me acabo de enterar de lo que pasó en Málaga, pero no me preocupa a nivel médico ni futbolístico".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad