Los Valero Rivera triunfan con Catar y con España

stop

El entrenador hace milagros con la selección local y el jugador lidera, con 10 goles, la victoria sobre Dinamarca

Víctor Malo desde Lusail (Catar)

Valero Rivera (entrenador) abraza a Daniel Saric | Joan Cañellas abraza a Valero Rivera (jugador) | V.Malo
Valero Rivera (entrenador) abraza a Daniel Saric | Joan Cañellas abraza a Valero Rivera (jugador) | V.Malo

28 de enero de 2015 (20:55 CET)

Los Valero Rivera están en racha. El seleccionador nacional de Catar llevó a su mercenario equipo a la victoria sobre la temible Alemania (26-24), con una soberbia actuación del exazulgrana Daniel Saric, que lo paró todo. Valero hijo, sobre la cancha, fue el máximo goleador (10) del Dinamarca-España (24-25) en un encuentro vibrante que se decidió en el último suspiro.

Crónica del Dinamarca-España

Los Hispanos empezaron adormilados el encuentro, jugando al compás de los rápidos jugadores daneses, que hicieron un daño terrible por el extremo izquierdo. Anders Eggert anotó seis goles en el primer tiempo y se convirtió en una auténtica pesadilla tanto para la defensa española como para el portero Gonzalo Pérez de Vargas.

Sin embargo, Valero Rivera, con seis goles en la primera parte mantuvo a España en el partido. A medida que pasaban los minutos, los de Manolo Cadenas recuperaban su mejor versión, tanto en defensa como en ataque. Fue en ese tramo del partido cuando Rivera perforó al meta danés, Landin, que fue sustituido por su compañero Green Kejberg en el segundo tiempo. A la media parte, el resultado era parejo (11-11).

El poder de Hansen y el pique con Víctor Tomás

Pero volvió la pájara en la reanudación. Mikkel Hansen, considerado por muchos entendidos como el mejor del mundo, dio una lección de puntería y velocidad. El potente exjugador del Barça anotó cinco goles prácticamente consecutivos en 10 minutos y puso a Dinamarca dos goles arriba (17-15). Nuevamente, España reaccionó. Otros dos goles de Valero y la gran actuación de Cañellas. Entrerríos y Aguinagalde dieron la vuelta al partido (20-22), que entraba en la fase decisiva.

A falta de cinco minutos, el luminoso volvía a estar igualado (23-23), y así se mantuvo hasta el '29. Férreas defensas y una acalorado intercambio de palabras de Víctor Tomás con Hansen y Nodesbo, compañero suyo en el Barça, hacían preveer un desenlace de infarto. Gol de Aguinagalde y explosión de júblio del poblado público español. Gol de Dinamarca y otra vez empate (24-24).

Cañellas, el héroe

Y entonces llegó la hora del héroe. Joan Cañellas (cinco goles) cogió los galones y arrancó de esa forma tan feroz y habitual en él. Se elevó y se detuvo el tiempo un segundo. Lo suficiente para afinar perfectamente la mirilla de la ametralladora que perforó al meta danés. España se medirá a Francia y Catar a Polonia en las semifinales. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad