Los Riazor Blues homenajean a 'Jimmy' y piden la dimisión del presidente del Deportivo, 'Tino'

stop

El Depor-Elche (1-0) estuvo marcado por la división de la grada en una fría noche de lluvia donde se gritó "Jimmy vive"

Aficionados del Deportivo y Riazor Blues dan la espalda al partido en homenaje a 'Jimmy' | EFE

16 de diciembre de 2014 (02:56 CET)

El Deportivo-Elche (1-0) de este lunes sirvió para despedir al fallecido Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy', en la reapertura de las gradas de los Rizaor Blues, que estuvieron clausuradas durante los dos partidos anteriores. En una noche fría y lluviosa, la división de la afición fue más protagonista que el escaso fútbol lucido sobre el terreno de juego.

La afición deportivista acudió sin mayores problemas al estadio para ver un partido decisivo en lo deportivo, y de nuevo tenso por la división de la grada. Después de los gravísimos incidentes en Madrid que desembocaron en la muerte de 'Jimmy' y las sucesivas medidas anunciadas por la LFP y el Consejo Superior de Deportes, la novedad llegó en los tornos de entrada a las gradas.

Requisan la simbología de los Riazor Blues

Los miembros de seguridad requisaron los símbolos que hicieran referencia a Riazor Blues. Bufandas, camisetas, pancartas o cualquier otro objeto relacionado con el grupo ultra no podían entrar en el estadio coruñés, aunque se coló alguna que otra. Todo en el partido en el que se reabrió la grada de Marathón Inferior después de la simbólica clausura.

La anunciada quedada en la puerta 0 del estadio no tuvo repercusión antes del choque. Una vez iniciado el Deportivo-Elche, volvieron a producirse escenas de los últimos dos duelos contra el Málaga en Riazor, con gritos de «Tino dimisión» desde una parte de la grada y con pitos de la otra parte en respuesta.

"Jimmy Vive"

A los 30 minutos de partido, y en medio de ese clima de división, se guardó un simbólico minuto de silencio en recuerdo a 'Jimmy'. Los ultras dieron la espalda al partido, como forma de protesta. Sin embargo, ello coincidió con una jugada de peligro del Dépor y ahí la grada reaccionó con gritos y aplausos. Cumplido ese minuto, se escucharon cánticos de "Jimmy vive".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad