Los Raptors acaban con la maldición de los Magic en el último suspiro

stop

El conjunto de Calderón ganó liderado por el escolta DeMar DeRozan, que tuvo una actuación sobresaliente en los minutos finales

José Manuel Calderón | EFE

25 de enero de 2013 (12:44 CET)

Los Toronto Raptors se hicieron esta pasada madrugada con la victoria por un ajustado 95-97 ante Orlando Magic. El equipo de José Manuel Calderón tuvo en el escolta DeMar DeRozan a su jugador más destacado, que anotó la canasta decisiva en el último suspiro. Los Raptors rompieron por fin su mala racha frente a los Magic, a los que no ganaban desde la campaña 2006-2007.

Después de un duro partido ante los actuales campeones, los Heat de Miami, resuelto en la prórroga a favor de LeBron James y compañía, la franquicia canadiense supo reponerse para lograr una victoria apurada ante otro de los equipos de la parte baja de la Conferencia Este. Los Raptors encontraron las fuerzas para sacar adelante un partido que se decidió en los momentos finales, pese a que los visitantes entraron en el último cuarto con once puntos arriba (66-77).

Reacción

En ese momento comenzó la reacción del conjunto de Orlando, que volvió a equilibrar el choque. El partido llegó igualado al final y fue entonces cuando emergió la figura de DeRozan, autor de 14 de sus 22 puntos en los doce minutos finales. De Rozan anotó los últimos seis puntos de los Raptors, entre ellos la canasta sobre la bocina que hizo que la franquicia canadiense obtuviese una sudada victoria.

El escolta fue el máximo anotador de los suyos, seguido por Amir Johnson, que hizo 21 tantos y 10 rebotes. Por su parte, Calderón firmó un buen partido, con 10 puntos (3/3 en tiros de dos, 1/4 en triples y 1/1), seis asistencias y un rebote.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad