Los pilotos españoles huyen al extranjero para pagar menos impuestos

stop

Las estrellas del motor Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa y Fernando Alonso viven fuera de España

Víctor Malo

Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa y Fernando Alonso, pilotos españoles que viven y pagan sus impuestos en el extranjero | Diario Gol
Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa y Fernando Alonso, pilotos españoles que viven y pagan sus impuestos en el extranjero | Diario Gol

08 de diciembre de 2014 (23:15 CET)

La evasión fiscal está al orden del día en el mundo del deporte. No en su definición puramente jurídica, que comportaría un delito, sino en el sentido más amplio de la expresión. Cada vez son más las estrellas que trasladan su domicilio al extranjero con la finalidad –única o no, más o menos prioritaria– de pagar menos impuestos. En el mundo del motor, está de moda.

Todos los pilotos españoles de renombre, aquellos que se cuentan con los dedos de una mano, han huido de España rumbo a países de baja tributación. Deportistas amados por la afición española, que se sienten a gusto con el mensaje patriota que se construye a su alrededor para venderlos como héroes del país, son los primeros en ahuecar el ala cuando de dinero se trata.

El último caso en salir a la luz pública ha sido el de Marc Márquez, el chico de la sonrisa interminable. Catalán de nacimiento, los ingresos del bicampeón de MotoGP están grabados por el restrictivo IRPF, que en Cataluña es del 56% para las grandes fortunas. Todo lo que supere los 600.000 euros de rendimientos, es decir una pequeña parte de lo que cobra, sufre una retención que implica pagar a Hacienda más de la mitad de lo que ha ganado sobre el asfalto.

Jugarte la vida para compartir la mitad de lo que ganas

Los motociclistas, como Márquez, se juegan el pellejo sobre las dos ruedas en cada carrera. ¿Es ese el motivo de que no quieran compartir el dinero que ganan con su país? ¿Aunque se trate de cifras astronómicas como los entre 8 y 10 millones de euros que cobrará Márquez tras firmar un nuevo contrato con Honda? Hasta ahora, el de Cervera percibía unos tres millones, pero sus precoces triunfos le han impulsado en la escala salarial de la parrilla.

Márquez no reconoce que se vaya a vivir a Andorra –país de baja tributación según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico)– por motivos económicos. Alega que no se acostumbra al acoso diario de los aficionados, que hacen cola en su casa para pedirle autógrafos fotos. Algo similar argumentaron en su momento Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa.

Los casos de Lorenzo, Pedrosa y Alonso

Los otros dos pilotos españoles más cotizados de MotoGP se trasladaron a vivir a Suiza hace varios años. Lorenzo, que cobra 15 millones, reconoció que paga sus impuestos en Suiza porque vive allí más de la mitad del año –y tiene que vigilar que así sea, porque queda constancia de ello en su pasaporte, cada vez que entra y sale de la frontera helvética– para poder entrenar en las pistas de Yamaha. Su equipo tiene una importante base de entrenamiento en Monza, en el norte Italia y cerca de Lugano, la ciudad suiza donde reside el mallorquín desde 2013.

Lo mismo ocurre con Pedrosa, que durante 2010 se instaló en Prangins. Como Andorra, Suiza es otro país de baja tributación que ofrece ventajas fiscales a sus residentes. Pedrosa empezó viviendo de alquiler en una casa de color "chocolate" y, posteriormente, aceptó grabar un vídeo para mostrar como es su aislada vida en Suiza. Tampoco reconoció que se marchase para optimizar impuestos.

El caso más mediático de todos es el de Fernando Alonso, dos veces campeón de Fórmula 1. El piloto asturiano, que deja Ferrari para volver a McLaren, cobra sobre 35 millones de euros y actualmente vive en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) con su novia rusa Dasha Kapustina. Los EAU también figuran en la lista de la OCDE como país de baja tributación. Anteriormente, Alonso también vivió en Suiza, pero entre medio hizo un parón para volver a su tierra natal, Oviedo, durante una buena temporada.

El Ministerio de Hacienda, impregnado del espíritu recaudador que desprende el ministro Cristóbal Montoro, no es partidario de buscar una fórmula que retenga en España a las grandes fortunas nacionales. Se intentó hacer con la Ley Beckham, aplicada a los extranjeros, pero no funcionó. Ese afán recaudatorio, bastamente alimentado por la crisis económica, también motiva que los deportistas se vayan al extranjero.