Los pequeños accionistas del fútbol español denuncian el reparto de los derechos televisivos

stop

La FASFE, que engloba a miembros del Espanyol, el Valencia o el Sevilla, presenta una denuncia contra la Liga ante la Unión Europea

31 de diciembre de 2015 (00:12 CET)

Los pequeños accionistas del fútbol español pasan a la acción. Molestos por las diferencias económicas que sus equipos sufren con respecto al Real Madrid y el FC Barcelona, varias asociaciones de accionistas de clubes de Primera y Segunda División han decidido denunciar a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ante la Unión Europea.

En concreto, el escrito de denuncia va dirigido a la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea. Lo firma la FASFE (Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español) y la sociedad International Soccer Center, SC, con el objetivo de denunciar el a su modo de ver injusto reparto de los derechos televisivos de la Liga española.

La FASFE cuenta entre su núcleo de afiliados a la APMAE (Asociación de pequeños y medianos accionistas del Espanyol) y otras asociaciones de pequeños accionistas como son los del Valencia, el Sevilla, el Betis, el Zaragoza, el Córdoba, el Oviedo, el Atlético de Madrid, el Racing, el Albacete, el Levante, el Sporting, el Mirandés, el Castellón y el Tenerife, entre otros.

Este es el artículo publicado por la propia FASFE:

FASFE, la red de aficionados de base y pequeños accionistas de clubes de fútbol eInternational Soccer Center, movimiento asociativo que trabaja para conseguir unas competiciones deportivas nacionales de fútbol y baloncesto más abiertas, equilibradas y atractivas, hemos presentado hoy en la oficina de Madrid de la Representación de la Comisión Europea en España Madrid una denuncia ante la Dirección General de Competencia de la UE por el injusto, desigual y anticompetitivo sistema de reparto de los derechos de televisión en el fútbol español.

La denuncia se basa en la vulneración por parte de dicho sistema de contratación y reparto de los artículos 101 y 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea que prohíben expresamente las prácticas anticompetitivas. Por este motivo solicitamos a la Comisión Europea que lo declaré contrario al ordenamiento comunitario, eliminando de esta manera la grave distorsión de las competiciones de nuestro país y por extensión de las competiciones europeas que causa y que sea sustituido por un sistema de venta de derechos televisivos de forma centralizada, el habitual en los principales países europeos y en las principales competiciones de índole internacional.

La presentación de esta denuncia ante las autoridades europeas es un mandato de la última asamblea de FASFE celebrada el pasado 11 de octubre adoptado por unanimidad y persigue la consecución de una competición más equilibrada así como más sostenible financieramente. Las abultadas diferencias en ingresos entre los distintos clubes no sólo eliminan la deseable incertidumbre en los resultados de las competiciones, algo imprescindible desde el punto de vista de los aficionados, sino que además, con el fin de paliar estas diferencias en los ingresos televisivos, muchos clubes asumen riesgos financieros mucho más allá de lo razonable, riesgos financieros que provocan muy frecuentemente situaciones de insolvencia e incluso de quiebra, algo que padecemos principalmente los aficionados que somos los principales interesados en la supervivencia de nuestros clubes.

LEA AQUÍ EL ESCRITO DE DENUNCIA