Los padres de Iker Casillas cargan contra Florentino Pérez

stop

Acusan al máximo dirigente de orquestar una campaña de desprestigio y de ser el responsable de su salida del Real Madrid

Iker Casillas y Florentino Pérez, ex portero y presidente del Real Madrid

12 de julio de 2015 (11:31 CET)

José Luis y Mari Carmen, los padres de Iker Casillas, cargan duramente contra Florentino Pérez en una entrevista concedida a El Mundo. En la misma, acusan al presidente del Real Madrid de orquestar una campaña de desprestigio contra su hijo y responsabilizan al máximo dirigente de su salida del club.

"Florentino se lo ha hecho pasar mal a nuestro hijo. Calderón se portó mejor", argumentan José Luis y Mari Carmen, muy críticos con el presidente madridista. "Florentino ha orquestado una campaña de desprestigio con el apoyo de varios medios de comunicación desde 2010. Mi hijo no es un topo", añaden los padres del ya portero del Oporto.

Relación fría

En sus reflexiones, José Luis y Mari Carmen aseguran que "Florentino sólo quiere a los futbolistas que él compra". "A nuestro hijo le han vilipendiado. Ha sido una campaña de acoso y derribo. Iker ha aguantado lo que no está escrito, ha soportado una presión psicológica enorme y ha recibido un trato diferente al que han dado a otros jugadores. Todo ha sido muy injusto", añaden.

José Luis y Mari Carmen, que desde hace unos años mantienen una relación muy fría con su hijo desde que los apartó de sus negocios, recalcan que "Florentino ha echado a Iker del Madrid, porque él quería retirarse en el club". "El presidente nunca le ha querido porque es bajito y él prefiere a los que son altos. Siempre ha estado obsesionado con fichar a Buffon", agregan.

El Oporto y el señorío del Barça

Casillas se ha desvinculado ya del Real Madrid y ha fichado por el Oporto, dos veces campeón de Europa. A José Luis y Mari Carmen, sin embargo, no les gusta que su hijo termine su carrera deportiva en el club portugués: "El Oporto es un equipo de Segunda B. No me habría importado que acabase en el Barça porque allí son unos señores", destacan.

Los padres de Iker aseguran que su hijo jugará en el Oporto "porque Florentino no quería que triunfara en otro equipo". Y, en un tono más confidencial, admiten. "Nos da miedo que termine como un juguete roto".

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad