Los motivos del fracaso de la Premier y el éxito de la Liga en la Champions

stop

Crece la preocupación en Inglaterra ante el pobre papel de sus equipos en la máxima competición continental de clubes

El cuerpo técnico del Barça levanta la Champions en Berlín | EFE

04 de octubre de 2015 (22:20 CET)

Alerta roja en Inglaterra ante el mal arranque de los equipos de la Premier League en la Champions. Es su peor momento de los últimos años y encaja en el marco de una tendencia descendente. El Telegraph dedica esta semana un reportaje completo a la explicación de los motivos de la debacle. Todo lo contrario sucede con los equipos españoles, cada vez más poderosos en la máxima competición continental de clubes. La clave, según los analistas, se encuentra en la gestión del reparto de la riqueza en los campeonatos domésticos de cada país.

Barça y Madrid son los grandes beneficiados del descontrol inglés, y han sabido aprovechar esta oportunidad en los últimos años para obtener mayor ventaja de la que se les presupone. Son los dos clubes con más ingresos del mundo, y los mejores gestores de esta riqueza según los resultados. La desigualdad en el reparto televisivo de la Liga, curiosamente ha potenciado el fútbol español en Europa, mientras que el equilibrio en la Premier, la competición más poderosa del continente, ha perjudicado a sus conjuntos.

Televisión y cantera

Los millonarios acuerdos de televisión de la Premier y su reparto más o menos equitativo han elevado la exigencia del campeonato. En este escenario, los analistas consideran que los equipos ingleses salen a Europa más cansados, y con la mentalidad de que tienen las plantillas más caras y mejores. Son incapaces de plantear los encuentros en función de unos rivales subestimados. Fútbol ofensivo con menos control defensivo. Y el problema no es la cantidad de goles encajados, si no el discreto porcentaje de victorias. Todo lo contrario que ocurre en el fútbol español, donde la Champions es el trofeo más deseado y preparado, porque las diferencias de poder en el campeonato doméstico restan cierto mérito al título de la Liga.

Porcentaje de victorias en Champions

  2006-07 2007-08 2008-09 2009-10 2010-11 2011-12 2012-13 2013-14 2014-15 2015-16
Equipos Premier 58% 54% 47% 53% 59% 48% 39% 53% 40% 17%
Equipos la Liga 42% 52% 43% 41% 60% 55% 45% 61% 63%

60%

Otro punto favorable al fútbol español es la confianza en la cantera. El Barça es el referente en este aspecto en Europa. Los jugadores suben al primer equipo con los mecanismos aprendidos tras su paso por las categorías inferiores, y facilitan la cohesión del equipo y su rápida integración. La situación económica menos brillante de otros clubes españoles, por su parte, obliga a la búsqueda de fórmulas imaginativas, con cesiones y fichajes baratos que hay que estudiar mucho para acertar para sellar una buena temporada, con resultados deportivos que permitan aumentar la partida de ingresos.

Promedio de goles encajados en Champions

 

2006-07 2007-08 2008-09 2009-10 2010-11 2011-12 2012-13 2013-14 2014-15 2015-16
Equipos Premier 0.82 0.73 0.94 1.15 1 1.09 1.46 1.08 1.23 1.83
Equipos la Liga 1.11 1.08 1.07 1.11 0.69 1.11 1.23 0.85 0.75 0.9

En la Premier, sin embargo, el exceso de dinero provoca renovación constante de plantillas, fichajes a precios fuera de mercado y la desaparición del canterano y del futbolista inglés, que emigran a otros lugares en busca de oportunidades. Y cuando tienen un crack, se marcha a Barça o Madrid. Los premios obtenidos por la Champions tampoco son demasiado importantes para los clubes ingleses en comparación con los que generan por la venta de sus derechos televisivos. Para el balompié español los pagos de la UEFA son una fuente importante de ingresos año tras año.

Una década muy desigual

La conclusión del reportaje es, de modo sorprendente, que el exceso de dinero y su reparto equitativo ha dinamitado el fútbol inglés. Mayor igualdad en la Premier, pero a base de talonario, y equipos incapaces de plantar cara en Europa por falta de rigidez táctica y de mercado. En España es la desigualdad local la que se traduce en competitividad en Champions.

El fútbol español ha colocado a 10 clubes en la final de la Champions en el nuevo milenio y ha logrado siete trofeos. El inglés, por su parte, ha levantado tres orejonas y cinco subcampeonatos en el mismo periodo. El dato preocupa más por la tendencia descendente: en las últimas cuatro ediciones, sólo el Chelsea ha alcanzado (y ganado) la final, por tres representantes españoles (dos títulos) y otros tantos, alemanes (uno). Este curso, sin ir más lejos, los equipos de la Premier han perdido cinco de los ocho encuentros que han disputado en la fase de grupos –los españoles, sólo tres de 10—. Las razones de su crisis explican también el éxito de la Liga en Europa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad