Los médicos descartan a Pedrosa hasta mitad de temporada de MotoGP

stop

El piloto apuesta por una recuperación conservadora después de dos operaciones fallidas del síndrome compartimental; estará tres meses de baja

Dani Pedrosa, tras la operación del síndrome compartimental en 2014

01 de abril de 2015 (00:00 CET)

Otro año en blanco para Dani Pedrosa... y ya van nueve. El piloto se despide de la lucha por el Mundial de MotoGP 2015 por problemas físicos cuando sólo se ha disputado una carrera, en Catar. Suficiente para descubrir que su cuerpo no aguanta más. El 26 de la parrilla apostará por una recuperación conservadora después de dos operaciones fallidas del síndrome compartimental. Los doctores diagnostican que necesitará entre dos y tres meses de baja para recuperarse. Entre cinco y siete carreras. Media temporada sin competir.

Pedrosa arrastra molestias en el antebrazo derecho desde hace años y dos operaciones poco satisfactorias. Siempre celoso de su intimidad, el piloto ha anunciado en público la que, posiblemente, es la decisión más complicada de su dilatada trayectoria: dejar la competición por periodo indefinido. "No puedo seguir así", lamentó tras el GP de Catar, donde terminó sexto. Los doctores consultados por esta publicación convierten este lapso de tiempo sin especificar en un periodo de recuperación de dos o tres meses. La cirugía está prácticamente descartada tras dos intentos estériles, así que es momento de reposar y potenciar la musculatura dañada.

Monstruos de 150 kilos

Los músculos están envueltos por una especie de fundas llamadas fascias que los separan entre sí. Estos tejidos no se expanden, por lo que cualquier hinchazón en el interior, del músculo, provocada por un exceso de trabajo, de un accidente o una lesión, ocasiona opresión en la zona. Dolor intenso. Debilitamiento. Pérdida de sensibilidad en los casos más serios. Es el denominado síndrome compartimental, que puede ser crónico si no se trata correctamente. En ese caso hay que abrir la fascia mediante intervención para liberar el músculo, aunque no siempre funciona. Dani, operado en 2004 y en mayo de 2014 por el especialista Xavier Mir, es el ejemplo de ello. El mismo doctor ha estado en Catar. Trabaja para el equipo Repsol-Honda.

Los especialistas valoran que ésta es una dolencia habitual entre los motoristas por la continua flexión y extensión de los músculos de la muñeca. Hay que considerar que los pilotos de MotoGP pesan entre 60 y 70 kilos y se enfrentan a herramientas de trabajo de 150 kilos. En los últimos meses, Pedrosa ha valorado diferentes opciones, más o menos conservadoras, pero la tensión de la primera carrera de la temporada le ha puesto a prueba. "Ningún doctor, o casi ninguno, me recomienda operarme", afirma. Dedicará ahora los esfuerzos al reposo y a la rehabilitación. El dato que demuestra que va para largo es que su equipo ya le busca sustituto.