Los médicos consideran que Bianchi puede recuperar la conciencia

stop

Pacientes con la lesión del piloto de Fórmula 1 han seguido con sus vidas normales

El doctor Joan Ferri y el accidentado, Jules Bianchi

08 de octubre de 2014 (00:00 CET)

El piloto de Fórmula 1 Jules Bianchi (Marussia) puede superar la lesión cerebral que sufrió al chocar contra una grúa en el GP de Suzuka. El pronóstico del deportista, con una dolencia axonal difusa, es "muy grave". Los médicos consideran que puede recuperar la conciencia, como explica Joan Ferri, director del servicio de daño cerebral de Hospitales Nisa.

Ferri dice que Bianchi tiene posibilidades de volver a la normalidad. La recuperación, no obstante, "depende de la severidad de la lesión axonal difusa", matiza.

La lesión axonal difusa es la más frecuente en los accidentes de circulación. Ésta afecta directamente a la sustancia blanca del cerebro, la que transmite la información. Es consecuencia de un traumatismo cranoencefálico e influyen en ella las fuerzas de aceleración y desaceleración.

Un equipo dedicado a la rehabilitación

Ferri ilustra que lo primero es "salvar la vida del paciente". A partir de los tres meses sin conciencia, los dañados padecen secuelas irreversibles, como problemas de movilidad, habla o memoria. Fisioterapeutas, logopedas, psicólogos y neurólogos trabajan en la rehabilitación. "El 75% de ingresados con más de un año de inconsciencia, jamás la recobra", sentencia el doctor. El despertar de estos pacientes es "muy lento y progresivo" y, cuando más tarde en abrir los ojos, "peor".

El doctor recuerda el caso del expiloto de Fórmula 1 Michael Schumacher, quien se está recuperando de un traumatismo craneal que sufrió cuando esquiaba, en 2013. Es un caso muy parecido al de Bianchi. Los dos, además, son deportistas de élite, algo que "no significa nada para la recuperación", según Ferri. "El cerebro no tiene músculos; su preparación física es positiva en los inicios, pero pierden toda la musculatura después de tanto tiempo encamados", declara.

Cuestionado sobre las consecuencias de un accidente de este tipo en la esperanza de vida, Ferri afirma que "no tiene porqué vivir menos si se recupera y está bien cuidado". El envejecimiento del cerebro, por otra parte, se nota antes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad