Los Lakers levantan cabeza a costa de los Suns

stop

Pese a la ausencia del nuevo técnico, Mike D'Antoni, el conjunto californiano mostró su mejor versión y Pau Gasol fue protagonista con un 'doble-doble'

Kobe Bryant, en una imagen de archivo | EFE

17 de noviembre de 2012 (17:36 CET)

Los Angeles Lakers ya levantan cabeza. Con una nueva versión mucho más ofensiva, el conjunto californiano han derrotado con contundencia esta madrugada en una nueva jornada de la NBA a los Phoenix Suns (114-102), en un partido en el que el español Pau Gasol firmó un 'doble-doble' de 16 puntos y 10 rebotes.

La franquicia californiana, aún sin Mike D'Antoni en el banquillo -que sigue recuperándose de una operación de rodilla y presenció el encuentro desde el vestuario-, va dando muestras de un cambio de estilo, mucho más volcado en la faceta ofensiva. Una noche más, los angelinos no pudieron contar con el base Steve Nash, que sufre una lesión en el peroné izquierdo que le mantendrá al menos una semana más de baja.

En honor a Kareem

La noche empezaba con la presentación de una estatua al eterno '33' de los Lakers, el pívot Kareem Abdul-Jabbar, que desde ahora presidirá el Staples Center. Quizá espoleados por la presencia del exjugador angelino en la grada, los de púrpura y oro ofrecieron una imagen completamente distinta a la que han dejado en las primeras jornadas del campeonato.

El ala-pívot español Pau Gasol terminó la noche con un 'doble-doble' de 16 puntos y 10 rebotes -dos de ellos ofensivos- en los casi 37 minutos que estuvo en pista, y pudo resarcirse del fallo en el triple final que pudo darle la victoria a su equipo ante los San Antonio Spurs esta misma semana (82-84). Además, repartió 3 asistencias, una de ellas un espectacular pase sin mirar a Howard. Con esta nueva exhibición, el de Sant Boi se queda a sólo 12 puntos de alcanzar la barrera de 15.000 puntos en Liga Regular.

Una vez más, el escolta Kobe Bryant se echó el equipo a la espalda y finalizó el encuentro con 31 puntos. Por su parte, Dwight Howard firmó 18 puntos y 12 rebotes, y Metta World Peace fue el segundo máximo anotador de su equipo con 22 tantos. De nada sirvieron en esta ocasión los 22 puntos y 7 asistencias del base de los Suns Goran Dragic ni los 18 tantos y ocho rebotes del ala-pívot argentino Luis Scola.

Parcial de 9-0 al inicio

Poco más de cinco segundos tardó el escolta Kobe Bryant en buscar el aro. En sólo unos minutos, los Lakers encarrilaron el partido con un parcial de 9-0, aunque más tarde les costó despegar por la oposición de Dragic, con el que Darius Morris no pudo en ningún momento.

El partido se encaminaba a cumplir la petición de D'Antoni, que mostró como una de sus principales prioridades que el equipo empezase a promediar 110-115 puntos por partido; con 35 -14 de 23 en tiros de campo-, los Lakers se fueron con cinco puntos de ventaja al segundo cuarto.

Un triple de Antawn Jamison abría una brecha importante para los angelinos en los primeros compases (50-40), pero un parcial de 0-15 para los visitantes, con Jermaine O'Neal frenando a Howard, volvió a equilibrar la contienda (50-55). De nuevo fue Bryant el que con 12 puntos se encargó de apaciguar los ánimos antes del descanso, acompañado por un efectivo Metta World Peace, con 15 (62-57).

Bryant estelar

En la reanudación, World Peace siguió enchufado y mantuvo las distancias para su equipo. La intensidad defensiva de los Suns se incrementó, y Luis Scola se convirtió en la pesadilla de Gasol. Sin embargo, la efectividad de World Peace y Bryant mantenía al frente a los Lakers.

Con sus 25 puntos en 31 minutos, Bryant finiquitó cualquier posibilidad de remontada de los visitantes, que a poco de finalizar el encuentro todavía presenciaron una genial asistencia de Gasol a Howard sin mirar que puso punto y final al duelo. De esta manera, los Lakers siguen remontando en su balance (3-5), mientras que los Suns sufren su segunda derrota de la temporada (7-2).

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad