Los Lakers destituyen a Mike Brown

stop

La franquicia de Los Ángeles prescinde su entrenador tras ganar sólo un partido en las primeras cinco jornadas de la NBA

Mike Brown, dirigiendo un partido de los Lakers / Archivo

09 de noviembre de 2012 (20:22 CET)

La crisis deportiva de los Lakers ha estallado. Mike Brown, el cuestionado técnico de la franquicia angelina, ha sido despedido, según ha anunciado el USA Today tras una conversación mantenida con el representante del entrenador, Warren Legarie.

El horrible inicio de temporada de los Lakers ha sentenciado a Brown. El equipo californiano había perdido los ocho partidos disputados durante la pretemporada y sus actuaciones no mejoraron en el arranque de la NBA pese a los fichajes de Steve Nash y Dwight Howard. El balance actual, tras perder por 95-86 ante Utah Jazz, es de cuatro derrotas y una victoria, unos números indignos de una franquicia con un gran pasado y un enorme potencial.

Brown, además, no tenía últimamente una buena relación con Kobe Bryant, que fulminó a su entrenador con una mirada en el último partido. Esta imagen fue ampliamente difundida en Estados Unidos.

La familia Buss, propietaria de la franquicia, ha sentenciado a Brown por considerar que el técnico no estaba capacitado para reconducir la actual crisis deportiva pese a que Mike Kupchack, manager general de la Lakers, había pedido un margen de confianza para el entrenador.

Brown, un técnico que prioriza el trabajo defensivo en sus equipos y que triunfó en los Cavaliers, nunca encajó bien en Los Ángeles. La pasada temporada, en la que contó con Ettore Messina (actualmente entrenador del CSKA Moscú) como uno de sus ayudantes, los Lakers fueron eliminados por los Thunder en las semifinales de la Conferencia Oeste por un contundente 4-1.

Los Lakers, que en el próximo partido serán dirigidos por los asistentes de Brown, deberán contatar a un nuevo entrenador. La prensa norteamericana especulaba con Mike D'Antoni y Jerry Sloan como sustitutos de Brown.








La crisis deportiva de los Lakers ha estallado. Mike Brown, el cuestionado técnico de la franquicia angelina, ha sido despedido, según ha anunciado el USA Today tras una conversación mantenida con el representante del entrenador, Warren Legarie.

El horrible inicio de temporada de los Lakers ha sentenciado a Brown. El equipo californiano había perdido los ocho partidos disputados durante la pretemporada y sus actuaciones no mejoraron en el arranque de la NBA pese a los fichajes de Steve Nash y Dwight Howard. El balance actual, tras perder por 95-86 ante Utah Jazz, es de cuatro derrotas y una victoria, unos números indignos de una franquicia con un gran pasado y un enorme potencial.

Brown, además, no tenía últimamente una buena relación con Kobe Bryant, que fulminó a su entrenador con una mirada en el último partido. Esta imagen fue ampliamente difundida en Estados Unidos.

La familia Buss, propietaria de la franquicia, ha sentenciado a Brown por considerar que el técnico no estaba capacitado para reconducir la actual crisis deportiva pese a que Mike Kupchack, manager general de la Lakers, había pedido un margen de confianza para el entrenador.

Brown, un técnico que prioriza el trabajo defensivo en sus equipos y que triunfó en los Cavaliers, nunca encajó bien en Los Ángeles. La pasada temporada, en la que contó con Ettore Messina (actualmente entrenador del CSKA Moscú) como uno de sus ayudantes, los Lakers fueron eliminados por los Thunder en las semifinales de la Conferencia Oeste por un contundente 4-1.

Los Lakers, que en el próximo partido serán dirigidos por los asistentes de Brown, deberán contatar a un nuevo entrenador. La prensa norteamericana especulaba con Mike D'Antoni y Jerry Sloan como sustitutos de Brown.







La crisis deportiva de los Lakers ha estallado. Mike Brown, el cuestionado técnico de la franquicia angelina, ha sido despedido, según ha anunciado el USA Today tras una conversación mantenida con el representante del entrenador, Warren Legarie.

El horrible inicio de temporada de los Lakers ha sentenciado a Brown. El equipo californiano había perdido los ocho partidos disputados durante la pretemporada y sus actuaciones no mejoraron en el arranque de la NBA pese a los fichajes de Steve Nash y Dwight Howard. El balance actual, tras perder por 95-86 ante Utah Jazz, es de cuatro derrotas y una victoria, unos números indignos de una franquicia con un gran pasado y un enorme potencial.

Brown, además, no tenía últimamente una buena relación con Kobe Bryant, que fulminó a su entrenador con una mirada en el último partido. Esta imagen fue ampliamente difundida en Estados Unidos.

La familia Buss, propietaria de la franquicia, ha sentenciado a Brown por considerar que el técnico no estaba capacitado para reconducir la actual crisis deportiva pese a que Mike Kupchack, manager general de la Lakers, había pedido un margen de confianza para el entrenador.

Brown, un técnico que prioriza el trabajo defensivo en sus equipos y que triunfó en los Cavaliers, nunca encajó bien en Los Ángeles. La pasada temporada, en la que contó con Ettore Messina (actualmente entrenador del CSKA Moscú) como uno de sus ayudantes, los Lakers fueron eliminados por los Thunder en las semifinales de la Conferencia Oeste por un contundente 4-1.

Los Lakers, que en el próximo partido serán dirigidos por los asistentes de Brown, deberán contatar a un nuevo entrenador. La prensa norteamericana especulaba con Mike D'Antoni y Jerry Sloan como sustitutos de Brown.












































Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad