Los jugadores perdedores de la Super Bowl ingresarán 33.700 euros

stop

Los 'premios de consolación' en metálico en el deporte de élite

Un jugador de los 49ers | EFE

05 de febrero de 2013 (16:35 CET)

Las reglas del deporte están cambiando. Lo que comenzó como una diversión de rasgos bélicos con vencedores y vencidos ha terminado en un negocio en el que todos ganan, triunfadores y caídos. El último ejemplo procede de la Super Bowl, el tercer evento deportivo que genera más dinero tras el Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos. Cada uno de los 53 jugadores de los 49ers de San Francisco, los perdedores, se embolsarán 33.700 euros por haber llegado a la final. Mientras, los profesionales de los Ravens de Baltimore, los ganadores, ingresarán 64.500 euros por convertirse en el mejor conjunto de la NFL.

La gran final del fútbol americano aglutinó este año a 108,4 millones de espectadores (tres millones menos que en 2012), según datos de Nielsen. El acontecimiento tuvo un impacto de 320 millones de euros para la ciudad organizadora, Nueva Orleans, y medio minuto de publicidad se pagó a tres millones de euros. Casi todos los espacios publicitarios estaban vendidos desde mayo de 2012. Las 70 marcas anunciantes generaron 200 millones de euros.

Champions, NBA, Wimbledon y Tour

En fútbol, el equipo campeón de la final de Champions de 2013 ingresará 10,5 millones de euros; el finalista, 6,5 millones. Asimismo, los dos mejores conjuntos del continente aspiran a un total de cerca de 40 millones por llegar hasta el último partido.

En América se disputa el mejor torneo baloncestístico del mundo: la NBA. Durante la campaña regular se reúne una bolsa de dinero de unos nueve millones de euros que se reparten los equipos que disputan el play off. El ganador del anillo ingresa más de 1,5 millones de euros, mientras que el finalista se conforma con poco más de un millón.

En los deportes individuales tampoco hay perdedores. El vencedor del Tour de Francia ingresa 450.000 euros, sin contar los premios por etapa. El segundo en el podio, el primer derrotado, cobra 200.000 euros. En el mundo de la raqueta, el tenista que se corona en Wimbledon percibe alrededor de 1,3 millones y su rival, 575.000 euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad