Los ingresos de Sara Carbonero caen en picado con el declive de Iker Casillas

stop

La periodista no atraviesa por su mejor momento

Sara Carbonero o las fotos de Iker Casillas con una actriz | EFE

10 de octubre de 2016 (12:45 CET)

Tranquila en Madrid. Así es como ha pasado el fin de semana Sara Carbonero. La familia Casillas-Carbonero ha aprovechado el parón de selecciones para dejar atrás Oporto por unos días. Iker y su esposa, siempre acompañados de los pequeños de la casa, han vuelto a las andadas. Y es que el matrimonio ha querido aprovechar los días de fiesta para rencontrarse con sus amigos de siempre.

De bien seguro que han sido unos días ideales para desconectar, ya que la periodista acaba de pasar por un mal trago. El gran proyecto con el que regresaba a la pequeña pantalla, Quiero Ser, ha decidido prescindir de la presentadora. Telecinco promociona una nueva temporada del reallity de moda y, al parecer, ha dejado a Sara de lado. La esposa del guardameta no aparece en el vídeo de la promo, por lo que todas las alarmas han saltado.

Los motivos del cese

Según apunta Don Balón Rosa, el motivo clave para prescindir de Sara ha sido el alto caché que la periodista pedía. Los blogueros del programa están teniendo más tirón y protagonismo que Carbonero, por lo que la cadena no quiere volver a soltar un alto importe por los servicios de la mujer de Iker. El regreso de la periodista a la que fue su casa, no ha sido lo esperado. El nombre de Sara Carbonero ya no vende como antes. El idílico beso de la pareja en el Mundial de Sudáfrica forma parte de la historia, por lo que la naranja ya no exprime más zumo. 

El 'gancho' que tenía Sara Carbonero potenciado por el mencionado beso televisivo, la llevó a ser la reina de la publicidad en España al año siguiente cuando Sara facturó cerca de 900.000 euros en concepto de imagen/representación de marca en los medios, según informa Vanitatis. Desde entonces, la esposa de Iker Casillas disminuyó sus ingresos publicitarios hasta llegar a ganar 308.000 euros en este concepto en 2012 y tocar fondo en 2013 con poco más de 180.000. En tan sólo dos años, la presentadora vio recortados sus emolumentos en más de 700.000 euros respecto a 2011. Una realidad que podría tocar fondo con el cierre de 2016.

Mediaset esperaba que la audiencia respondiera ante el regreso de la 'chica de los deportes', pero la realidad es que no vende como antes. Ni Casillas está donde estaba, ni Sara mueve la audiencia como antes. Una realidad que parece importar poco a la pareja. Y es que Carbonero se ha volcado con su nueva marca de ropa y con la educación de sus dos pequeños, mientras Iker disfruta de una jubilación dorada en el Oporto. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad