Los grandes clubes se han endeudado en 1.700 millones de euros, según la UEFA

stop

El organismo europeo alerta contra el excesivo coste de las plantillas y critica el modelo de Chelsea, Manchester City y PSG

Fernando Torres, durante la última final de la Champions que el Chelsea disputó contra el Bayern / Archivo

07 de febrero de 2013 (16:41 CET)

La UEFA ha expresado públicamente su preocupación por el excesivo coste de las plantillas de los clubes de fútbol. En su último informe, de febrero de 2013, el máximo organismo europeo ha anunciado que los clubes se endeudaron en 1.700 millones de euros, durante 2011, por no saber contener los salarios de sus futbolistas, excesivamente altos en relación con sus presupuestos.

La Bundesliga, el segundo campeonato que genera más ingresos, es el modelo más viable, según la UEFA. Según sus estimaciones, el coste de las plantillas es inferior al 40% de los presupuestos de los clubes alemanes. En Inglaterra, Italia, España y Portugal, en cambio, el coste supera el 90% en algunas entidades.

Juego Limpio Financiero


En el último informe, la UEFA ha insistido en la necesidad de que todos los clubes europeos cumplan la normativa sobre el Juego Limpio Financiero, que fue aprobado en mayo de 2010 tras un largo periodo de prueba y actualizado en 2012. Entre las diferentes medidas está la evaluación y control de todos los pagos a sus empleados y los diferentes traspasos de todos los clubes que participan en sus competiciones. En un año, entre junio de 2011 y junio de 2012, las deudas por impagos de traspasos se han reducido de 57,1 a 30 millones de euros. Y hasta 18,3 millones de euros en septiembre de 2012.

La UEFA ha denunciado que mas de 20 clubes no han tenido sus cuentas equilibradas entre 2007 y 2011. Los peores evaluados son el Chelsea, el Manchester City y, en menor medida, el Paris Saint-Germain, controlados actualmente por poderosos inversores extranjeros. Ninguno de los tres clubes superó las pruebas de equilibrio financiero del organismo.

Aumentan los ingresos

El Chelsea, controlado por Roman Abramovich desde 2003, sólo ha presentado unos números positivos en la pasada temporada. El Manchester City, propiedad de un grupo inversor de los Emiratos Árabes (el máximo accionista es el jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyar), tiene pérdidas de 114 millones de euros y en los últimos años ha gastado casi 650 millones de euros en fichajes. Una tendencia que deberá frenar Ferran Soriano, expresidente de Spanair que hace medio año fue contrato como director general del club. Del PSG, mientras, la UEFA alerta del riesgo de su excesiva dependencia de los 200 millones de euros anuales que aporta Qatar Tourism Authority.

La UEFA, tras analizar a 670 clubes, comunicó que también detecta algunos síntomas positivos. El Secretario General, Gianni Infantino, destacó: "Hemos visto que algunas tendencias están cambiando. Los ingresos en el fútbol de élite han vuelto a crecer; ahora tenemos unos ingresos de 13.200 millones de euros". El crecimiento, según Infantino, ha sido del 5,6% en los últimos cinco años. El problema es que no se ha destinado a fomentar la inversión a la largo plazo como construir o adecuar estadios y campos de entrenamiento.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad