Los goles fantasma tampoco asustarán en la Bundesliga

stop

Los clubes alemanes votan a favor de la implantación de la tecnología de gol para tres temporadas a partir del próximo curso

05 de diciembre de 2014 (00:00 CET)

La Bundesliga apuesta por la modernización. Los clubes alemanes han aprobado la tecnología para evitar los goles fantasma a partir de la próxima temporada, en una reunión celebrada este jueves en Frankfurt. El acuerdo tendrá una extensión inicial de tres temporadas. En marzo, la Bundesliga rechazó su implantación.

La Liga Alemana de Fútbol (DFL) ha anunciado el acuerdo por el que la empresa Hawk-Eye, perteneciente a Sony y que cuenta con licencia FIFA, instalará 14 cámaras en todos los campos de la Bundesliga. Quince de los 18 clubes de la Primera división germánica han votado a favor de la propuesta. La Segunda ha quedado excluida de la decisión.

El precio es decisivo

La DFL convocó un concurso para elegir la empresa encargada de la tecnología de la línea de gol. El precio del sistema de Hawk-Eye, unos 8.000 euros por partido costeados por cada club (136.000 euros por temporada), ha superado la propuesta de GoalControl, la sociedad que instaló una tecnología similar en el Mundial de Brasil. En marzo, nueve de los 18 clubes de la Bundesliga y 15 de los 18 equipos de la Bundesliga II votaron en contra de esta segunda opción.

El sistema Hawk-Eye está presente en la Premier League desde la temporada actual y con una duración de cinco ejercicios. Esta tecnología consiste en la colocación de 14 cámaras (siete para cada portería) que recogen todos los ángulos del balón en relación a la línea de gol. Si la pelota rebasa la raya por completo, el árbitro recibe una señal acústica por el pinganillo y la vibración del reloj y un aviso visual en el mismo aparato.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad