Los futbolistas guapos corren menos que los feos

stop

Un estudio de la Universidad de Düsseldorf asocia la belleza de los jugadores a su rendimiento en el campo

Franck Ribéry, celebrando un tanto con el Bayern Múnich

30 de noviembre de 2012 (18:00 CET)

Hay estudios para todos los gustos, como el que determina que la belleza de un futbolista repercute directamente en su rendimiento sobre el campo. Los jugadores feos rinden más que los guapos. Por lo menos esa es la conclusión a la que ha llegado el sociólogo alemán Ulrich Rosar después de analizar a 483 jugadores de la temporada 2007-08.

Franck Ribéry (Bayern Múnich), en el puesto 480 de la clasificación de belleza, es el mejor valorado en base a los indicadores tomados para el estudio: goles, contactos de pelota y lucha por los balones divididos. Asimismo, el estudio, llevado a cabo por un equipo de trabajo de la Universidad de Düsseldorf, determina que los más guapos del ranking (según encuestas), descendieron de categoría: Markus Daun, Adam Bodzek y Markus Neumayr, del MSV Duisburgo.

Para Rosar, "quien es físicamente atractivo no tiene que hacer mucho para dar una imagen positiva". "El jugador piensa: soy bello, no necesito esforzarme demasiado", sentencia. Además, el director del estudio asegura que los espectadores asocian la belleza a cualidades como creatividad y disciplina. Su objetivo ahora es ver si el fenómeno se da también en otros ámbitos. Igual alguno se lo piensa dos veces antes de decir aquello de "soy guapo, rico y buen jugador".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad