Los futbolistas, en contra del nuevo reglamento de control económico

stop

La AFE critica la complicidad de LFP y CSD, hace pública su disconformidad y duda de la "legalidad" del mismo

Luis Rubiales y José Luis Astiazarán, presidentes de AFE y LFP, en una reunión

01 de febrero de 2013 (22:31 CET)

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) manifestó este viernes su disconformidad respecto al nuevo Reglamento de control económico, propuesto este miércoles por la Liga de Fútbol Profesional (LFP), y ha asegurado que la decisión adoptada ha sido "unilateral".

"La LFP ha elaborado un nuevo Reglamento de control económico de manera unilateral y sin consulta alguna a los futbolistas", explica la AFE en un comunicado, en el que destacó la "dudosa legalidad" de algunos aspectos que inciden en la relación laboral especial del futbolista profesional.

Lo que más ha molestado a la AFE es que la LFP haya aprobado medidas "nuevamente" sin haber consultado a los jugadores. "De igual manera que nos sorprende y causa malestar, que en este proceso colabore el Consejo Superior de Deportes (CSD), siendo conocedor de la ausencia de la participación de los deportistas por cuyos intereses también ha de velar", añade la nota.

"Medidas certeras e insuficientes"

La respuesta del organismo presidido por Luis Rubiales no comulga con el nuevo Reglamento de control económico de los clubes, presentado el pasado miércoles por José Luis Astiazarán, presidente de la LFP, y Miguel Cardenal, Secretario de Estado para el Deporte. El nuevo reglamento, que será aplicado en 2013/14, fija un límite de coste de la plantilla y tiene objetivo contribuir a la "sostenibilidad" económica-financiera del fútbol profesional".

La crítica de AFE, más allá de la unanimidad que destacan, incide en que las nuevas medidas serán "certeras e insuficientes" para solucionar los problemas económicos del fútbol español. "Desde 1990 la LFP mantiene la tutela, control y supervisión económica de la competición y desde entonces, las medidas adoptadas han sido del todo insuficientes. Tal es así que en junio de 2011 se aprobó por parte de la LFP un control económico que, tras 18 meses, se ha mostrado ineficaz", añaden.

"Por último, queremos destacar que las principales medidas anunciadas inciden sobre los futbolistas, mientras que los responsables de la gestión negativa quedan impunes de cualquier límite o sanción", finaliza el comunicado de la AFE.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad